Sales Schussler11.- Silícea: componente del tejido conectivo, es importante para la constitución de la piel y anejos (uñas, cabello), mucosas y huesos, activa la formación de colágeno. También forma parte de pulmones, ganglios linfáticos y glándulas suprarrenales. Aumenta la capacidad de resistencia mecánica de los tejidos, está relacionada con el metabolismo cálcico e interviene con otras sustancias en la absorción de calcio de los alimentos, y estimula la fagocitosis en la defensa frente a las infecciones.

Es el remedio principal de la supuración, fístulas óseas, caries y orzuelos. Indicada en enfermedades de uñas y cabellos y raquitismo, adenitis e induraciones ganglionares, procesos de cicatrización tórpida, alteraciones vasculares de distensión (varices, hemorroides), activa la resorción de hematomas y derrames, reduce los niveles sanguíneos de ácido úrico, y para hacer frente al aspecto avejentado y sudoración nocturna, desnutrición y poca resistencia. Empeora con el frío, por la noche y el movimiento, y mejora con el calor.