La reflexología es la ciencia que estudia y trata todos aquellos desequilibrios que existen en el cuerpo a través de los puntos reflejos de los pies y de las manos, que corresponden a todos los sistemas, glándulas y hormonas de nuestro organismo. Es realizando esta estimulación directa sobre dichos reflejos a través de los cuales se consigue activar todos los mecanismos de autocuración que posee todo ser humano.

reflexologiaLa finalidad de desbloquear todo aquello que no está en armonia es la de alcanzar el equilibrio tanto físico como mental y espiritual tratando al hombre como un todo y teniendo en cuenta su entorno social. Hablamos pues de una mirada holística de la salud, pues intenta como he comentado anteriormente promover el reequilibrio de las dimensiones emocionales, sociales, físicas y espirituales en las personas para hallar la armonía. Es por lo tanto esta terapia la que tiene la función estimulante del propio proceso de curación.

Hipócrates, el médico más importante de la antigua Grecia (460-370 a. C), considerado como el padre de la medicina, decía que la enfermedad tenía tanto causas naturales como divinas y que esas causas podía discernirlas el razonamiento.

Desde el punto de vista holístico la enfermedad es vista como el movimiento del organismo en la búsqueda de si mismo hacia el equilibrio. A veces aspectos que permanecen olvidados esperan ser reconocidos por la persona, o simplemente la persona atraviesa un periodo en el que debe volver a orientar aquello que da sentido a su vida y es la enfermedad la que le da esa oportunidad de crecimiento y apertura espiritual.

Por todo ello se considera responsable a cada persona tanto de su salud como de su bienestar, sugiriéndole a cada uno que participe en comprender que le esta sucediendo y a que realice los cambios que le sean posibles y a la vez necesarios para estar mejor.

Vemos pues que la reflexología trabaja sobre los puntos reflejos que representan a un órgano o parte del cuerpo con el cual está conectado por vía nerviosa o por canales de circulación energética. Estas zonas reflejan tanto el aspecto físico como el mental y emocional de la persona y dan información además de su estado energético.

Debemos tener en cuenta que en los pies tenemos más de siete mil terminales nerviosas con extensas interconexiones a través de la médula espinal y el cerebro.

Los órganos que poseen más cantidad de vías nerviosas tienen más posibilidades de ser estimulados al trabajar sobre sus áreas reflejas, tal y como es el caso del corazón. Pues bien no únicamente es el sistema nervioso el responsable de la transmisión de los mensajes sino que existen canales o meridianos por los que viaja la energía que alimenta a cada una de las células de nuestro organismo.

En estos meridianos reconocidos por la medicina tradicional China, la energía se mueve en circuito de una manera similar al del sistema sanguíneo, nervioso o linfático. Es pues también labor importante a través de la terapia de la reflexología, la de liberar aquellos bloqueos energéticos que existen en los mencionados meridianos para liberar esa energía atrapada que no fluye y causa desarreglos en las personas.

En resumen podemos decir que la reflexología alcanza y estimula el desbloqueo energético, favorece la relajación y elimina el estrés,estimula los impulsos nerviosos, la circulación sanguínea y la acción del sistema inmunológico (es decir las defensas), ayuda a la naturaleza del organismo en su propio proceso de autocuración y reequilibrio, es una excelente terapia como medicina preventiva y constituye un camino de evolución y desarrollo de la conciencia al estimular el desbloqueo energético.
En cuanto a la profunda relajación que consigue esta terapia solo comentar que al estimular la producción de las endorfinas que son hormonas segregadas por la glándula hipófisis, llegan a todo el organismo a través del sistema circulatorio aliviando la tensión, calmando el dolor y elevando la producción de las defensas del organismo. En el plano anímico, es decir en el ánimo de la persona, despierta sensaciones de alegría y placer.

Es importante resaltar que la reflexología activa los mecanismos de limpieza del organismo, por los que a través de las vías de eliminación se desechan toxinas y en el plano anímico se expresan emociones que estaban guardadas.

Experimentan entonces todos aquellos pacientes que inician un tratamiento de reflexología a nivel físico una mejoría y una remisión de su enfermedad o como mínimo, en los casos más agudos, a una mejor calidad de vida. En el plano de las ideas una mayor flexibilidad y desarrollo de su capacidad de cambio y en el aspecto de las emociones se toma más consciencia de sus sensaciones y sentimientos facilitando la expresión libremente.

Algunas de las reacciones que pueden experimentarse durante la sesión son: Movimientos involuntarios, adormecimiento de partes de cuerpo, visualización de imágenes, colores , aparición de recuerdos o emociones, cambios de temperatura, temblores, sudoración, lagrimeo ocular, llanto o risa sin motivo aparente, cambios en el ritmo respiratorio o en la salivación, etc..

Las personas en tratamiento pueden tener reacciones que obedecen a crisis curativas y que generalmente tienen lugar en las primeras sesiones, aunque esto siempre depende de la sensibilidad de cada uno. En ocasiones puede llegar a incrementar las molestias o el dolor no resultando agradable para el paciente y sin embargo esta reacción es considerada como positiva pues demuestra que el estímulo se dirigió directamente al punto donde está el problema.

Otras reacciones pueden ser cambios en el estado de ánimo que afloran y que deben admitirse como depuración de emociones bloqueadas. También pueden aumentar los sueños y la posibilidad de recordarlos con lo que se toma un mayor contacto con el inconsciente.

También al activarse los mecanismos de limpieza del organismo pueden surgir secreciones de flujo vaginal con más olor, mayores defecaciones y expulsión de orina o cambios en la coloración de la misma. Menstruación más abundante, regularización del ciclo menstrual en mujeres en climaterio o menopausia, mayor sudoración, cansancio, sueño, etc…

Con todo esto pretendo dar información a todos los pacientes que quieran ser tratados por esta ciencia tan profunda , en la voluntad de querer mejorar su salud e iniciar el camino hacia el equilibrio que conduce al bienestar y la curación. Teniendo en su conocimiento las bases en las que esta ciencia actua y trata todas las posibles dolencias o enfermedades que todos hemos padecido, padecemos o podemos llegar a padecer a lo largo de nuestra vida.

LYDIA ORIHUELA RENDÓN
REFLEXÓLOGA
MIEMBRO DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE DIPLOMADOS (FEDINE).
Inscrita en la Sección Primera nº 9202
Telf. 667.51.62.40
E-mail: lydiaorihuela@telefonica.net