depresionA) ANTIDEPRESIVO
Numerosos estudios demuestran que la S-Adenosilmetionina es efectiva en el tratamiento de la depresión. La SAM dona grupos metilo en el cerebro para ayudar en la resíntesis de los compuestos cerebrales que mejoran el ánimo a partir de sus productos secundarios degradados. La ingestión de suplementos conduce a una mayor actividad y a la unión a receptores de los neurotransmisores que mejoran el ánimo en el cerebro.

B) ANTIARTRÍTICO
La SAM es un importante componente del tejido de las articulaciones, y su deficiencia conduce a una menor integridad y tolerancia del cartílago al desgaste y deterioro. Numerosos estudios en los que participaron decenas de miles de pacien¬tes han demostrado que la SAM es muy efectiva en el tratamiento de la artritis. Las mejoras sintomáticas en el dolor y en la inflamación fueron por lo general tan buenas, y en algunos casos mejores, que las obtenidas con fármacos AINE (p.c., aspirina, ibuprofeno, indometacina, etc.). Sin embargo, a diferencia de los AINE, la SAM no se asocia con una inhi¬bición de la reparación del cartílago.

C) AGENTE LIPOTRÓPICO
La SAM es una forma de metionina, la cual inhibe la acumulación de depósitos grasos en el hígado.

D) PROTECCIÓN HEPÁTICA
La metionina potencia la producción de cisteína, un componente del glutatión, el potente tripéptido protector hepático que neutraliza los innumerables compuestos que se sabe dañan al hígado. El papel de la metionina como agente lipotró¬pico también ayuda a reducir una función hepática deprimida debido a una acumulación excesiva de grasas.

E) DESINTOXICANTE
A través de su conversión a cisteína, la metionina puede ayudar en la desintoxicación debida a una síntesis aumentada del glutatión. El glutatión facilita la desintoxicación en el hígado y en las células mediante la neutralización de ciertas toxinas, radicales libres y productos secundarios de los residuos metabólicos y hormonales.

F) ANTIALÉRGICA
La metionina parece ser de gran ayuda para reducir la severidad de las reacciones tanto a los alergenos relacionados con los alimentos como a los respiratorios. Esto se debe a su capacidad para desintoxicar de histamina, el principal produc¬to químico implicado en las reacciones alérgicas.

G) HIPERESTROGENISMO
La metionina puede facilitar la eliminación del exceso de estrógeno en el cuerpo. Los niveles estrogénicos elevados se asocian con mucha frecuencia a una función hepática retardada debido a la acumulación de grasa. El exceso de estróge¬no es un factor causante en la mayoría de los casos del síndrome premenstrual (SPM).

H) TRASTORNOS HISTADÉLICOS (histamina elevada)
A menudo se asocian diversos trastornos psicológicos (por ejemplo, algunos casos de esquizofrenia y depresión) con niveles excesivos de histamina. La metionina se ha utilizado con éxito en el tratamiento de estos trastornos, cuando son debidos a niveles de histamina elevados.

Usos potenciales de la SAM:

• Depresión (excepto maníaca)
• Artritis (especialmente osteo)
• Agente lipotrópico
• Función hepática retardada
• Desintoxicación
• Alergias alimentarias
• Alergias ambientales (por ejemplo, fiebre del heno)
• SPM (Síndrome Premenstrual)
• Depresión (cuando se asocia a niveles elevados de histamina)
• Esquizofrenia (cuando se asocia a niveles elevados de histamina)

Ingesta recomendada:
500 – 1.500 mg al día (tomados en ayunas)

Precauciones:
Se ha sugerido que la SAM no debería utilizarse en los casos de depresión (bipolar) maníaca a menos que así lo aconse¬je un profesional de la medicina cualificado.

Bibliografía:
Strementinoli G, Am I Med 83 (Supp1.5A), 35-32,19R7.
Baldessarini RJ, Am I Med 83 (SuppL 5A), 95-103,1987.
Rottiglieri T, Laundry M, Martin R, el al. Luncet ü. 724,1984,
Janicak PG, el al.. Psychopharinaeology Bulletin 25, 238-241, 1989.
Priedel HA, el al, Drugs 38, 3R89-3417. 1989.
Vahora SA and Malek-Ahmadi P. Neurosci Biobehav Rez@. 12, 139-141, 1988. Kagan BL, el a1. .4m 1 Psychiutry 137, 591-595, 1990,
Rosenbaum JF, el al. Psychophannacol Bull 24, 189-194, 1988.
Harmand MF, el al. Am J Mcd 83 (Suppl. 5A), 48-5d. 1987.
MuRer-Fassbender H. Am 1 Med 83 (Suppl. 5A), 8 I-R3, 1987.
Glorioso S, el al, [nt 1 Clin Pharinacol Res 5, 39-49. 1985.
Domljan Z, el al, Int J Clin Pharmacol Ther Toxicol 27, 329-333. 1989.
Vetter G, Am J Med 83 (Suppl. 5A), 78–80, 1987.
Konig B, Am ! Med 83 (Suppl. 5A), 89-94, 1987.
Tavoni A, el al, Am I Med 83 (Suppl. SA), 107-110,1987.
Jacobsen S, el al. Scand J Rheummol 20. 294-302, 1991.
Mazzanti R, el al, Curr Ther Res 25, 25-32,1979.
Frezza M, et al. Gastroenterology 99, 211-215, 1990.
Padova C, el al, Am 1 Gastroententerol 79, 941-944, 1984.
Frezza M, el ah Am 1 Med Se¡ 293, 234-238, 1987.
Loguercio C, el al, Alcohol Alcoholism 29. 597fi04, 1994.
Pascale RM, el al, Cancer Res 52, 4979-0986, 1992.
Reicks M and Hxthcock 1N. Pharmu Ther 37. 67-79, 1988.

Información facilitada por Solgar España