vervenaDescripción
La verbena es una planta herbácea perteneciente a la familia de las verbenáceas, que reúne aproximadamente unas ochocientas especies, herbáceas o leñosas. Farmacológicamente se trata de un grupo de plantas poco estudiado; tan sólo la especie que nos ocupa ha sido más investigada. Tiene un tallo anguloso, ramificado en su parte superior y con hojas opuestas y recortadas. Es una especie muy extendida por Europa, Asia y África, creciendo sobre todo entre los escombros, en las cunetas y lugares abandonados, siempre que estén abrigados del viento.

Aplicación
En todas las partes de la planta encontramos el glucósido verbenalina, que se rompe parcialmente durante el proceso de secado. Además, posee abundantes mucílagos, taninos, una esencia y un principio amargo. El glucósido confiere a la planta propiedades ligeramente parasimpaticomiméticas, es decir, que estimula el sistema nervioso parasimpático, que es aquella parte encargada de la sedación, de la secreción glandular, del control de los espasmos, etc. También estimula los movimientos intestinales, la diuresis y reduce la frecuencia y fuerza del latido cardíaco, además de tener efectos analgésicos y antirreumáticos. Todos estos efectos se deben a la presencia del glucósido. En relación con los taninos, encontramos una acción astringente; por su parte, los mucílagos le proporcionan una actividad emoliente y antiinflamatoria.

Por tanto, es una planta especialmente indicada para tratar estados de ansiedad, taquicardia, insomnio, migrañas, estreñimiento, gastritis, espasmos gastrointestinales, neuralgias, reumatismos yverbena.jpg algunas patologías oculares. Tiene, no obstante, algunas contraindicaciones, en concreto durante el embarazo. En animales de experimentación se ha comprobado una acción uterotónica del glucósido. Dicha acción no se ha verificado en humanos, pero siempre hay que tener precaución. En general, las mujeres embarazadas no deben tomar ningún medicamento sin consultarlo con el médico, incluyendo en la concepción de medicamento cualquier preparación casera, por muy inocua que pueda ser. No sería la primera vez que una mujer en estado de buena esperanza acude a un servicio de urgencia hospitalaria con una intoxicación grave, después de haber tomado una infusión de hierbas que, según su vecina, iba muy bien para que el “niño saliera con ojos azules”. La medicación es un acto muy serio y debe dejarse en manos de personal autorizado, esto es, médicos y farmacéuticos. Ningún otro profesional tiene los conocimientos necesarios para poder prescribir ni dispensar medicinas.

Administración.

.- Infusión. Se prepara a partir de una cucharadita de postre por taza, tomando una taza después de las tres principales comidas.
.- Infusión de uso externo al 5%. Se puede usar en forma de lavados oculares. También se puede preparar una decocción hirviendo durante 10 minutos 25 g de la planta en 1/2 litro de agua. Se aplica en forma de compresas.

Floración
La verbena florece en verano. Para uso medicinal se recolecta la planta florida, antes de que se hayan formado los frutos. Tras un secado a la sombra y en lugar bien ventilado, se guarda en frasquitos herméticos para evitar la humedad que podría estropearla.