travaleraDescripción
La centaurea áspera es una planta de tallos angulosos más o menos endurecidos en la base y bastante poblados de hojas; las de la base tienen un rabillo que las sostiene, careciendo las superiores de verdadero pezón. El contorno foliar es de figura lanceolada, pero con dos o tres lóbulos más o menos profundos en cada costado. Cada rama de esta hierba trae una cabezuela compuesta de una especie de alcachofita espinosa, sobre la cual asoman y se abren las flores. Estas flores son de bonito color rosado, sobre todo las que se encuentran en el exterior formando una especie de corona marginal.

Se cría en ribazos, entre mieses, en viñedos y, en general, en cualquier sito donde se la deje crecer.

Aplicación
De la composición de la centaurea sabemos bastante poco; contiene derivados del betasisterol y también heterósidos cianogénicos.

Principalmente se considera planta aperitiva, es decir, que estimula el apetito. Asimismo se habla de su propiedad de rebajar el nivel de azúcar en sangre, aunque esta propiedad la ejerce de forma leve.

Existen diversos estudios realizados sobre animales de experimentación en los que se demuestra esta acción hipoglucemiante; pero cuando se extrapolan los resultados al hombre parece que los datos no concuerdan. De cualquier manera, está indicada en anorexia, problemas digestivos y diabetes moderada, siempre bajo control médico. Es importante hacer hincapié en que las personas diabéticas no pueden basar su tratamiento en el empleo de hierbas simplemente; toda la medicina natural se puede emplear como coadyuvante a un tratamiento farmacológico más serio. De no ser así, los problemas que podrían presentarse serían muy serios.

Administración.trabalera.jpg
.- Infusión. Se prepara con una cucharada pequeña por taza de agua hirviendo. No hay que tomar más de tres tazas al día.
.- Esencia. De una a cinco gotas, tres veces al día, después de las principales comidas. No se debe sobrepasar esta dosis sin prescripción facultativa.
.- Decocción de uso externo. Se añaden 50 g de la planta a un litro de agua hirviendo y se deja en ebullición durante tres minutos. Se aplica en forma de compresas, lociones, baños, colutorios, etc.
Además de estas fórmulas magistrales, el tomillo se puede encontrar en casi cualquier forma farmacéutica, tanto en herbolarios como en farmacias, ya solo o formando parte de presentaciones compuestas.

Floración
La floración de esta hierba es curiosa ya que, aunque suele darse en primavera, no es difícil verla florida en pleno invierno. En cuanto a la recolección que interesa con fines medicinales se debe recoger la planta entera, a ser posible nada más florecer.