SalsufragioDescripción
Salsufragio, la hierba de las piedras es una hierba muy pequeña que mide como máximo un palmo y medio de altura. Ahora bien, su altura varía según la tierra en que se encuentre, el clima y otra serie de elementos que influyen en su crecimiento.

Es una hierba muy ramosa, con ramas que crecen anualmente, nudosas y de color oscuro. Los tallos que nacen de estos ramillos son largos, finos y verdes. Las hojas son muy numerosas y nacen enfrentadas en los nudillos; son puntiagudas y tienen unas pestañas en los bordes muy difíciles de observar debido a su reducido tamaño. Esta planta se cría en las zonas montañosas de la mitad norte de España, fundamentalmente en los Pirineos. Es muy difícil verla en zonas no rocosas.

Aplicación
Se desconoce la composición de la hierba de las piedras. Algunos especialistas dicen que puede tener saponina, como en otras plantas del mismo género.
Aunque en el siglo pasado se decía que esta planta había caído ya en desuso, esto no era del todo cierto, ya que, por ejemplo, en la actualidad se emplea en Cataluña corrientemente para sanar problemas de riñón, y más concretamente, los derivados de cálculos renales. Tomando infusiones de esta planta se destruyen los cálculos, que son expulsados por la orina.

También se pensaba por aquel entonces que, dado que esta planta resquebraja las piedras para que penetre su raíz, debía servir igualmente para romper las piedras de la vejiga.

Antiguamente se utilizaba el vino en el que se cocía la planta y se usaba -además de para combatir problemas de vejiga- para sanar calenturas.

Administración.salsufragi.png
.- Infusión. En un litro de agua se cuece una onza de la planta. Si la hierba es joven adquiere un color verde. Se recomienda endulzarla con azúcar y tomar una taza de esta infusión en ayunas, aunque se puede beber en cualquier momento.

Floración
La floración de la hierba de las piedras comienza en el mes de mayo y abarca toda la primavera y el verano.
Las flores aparecen sostenidas por los cabillos y nacen en los tallos nuevos. El cáliz es estrecho en la parte inferior y bastante ancho en la parte superior; tiene cinco pétalos divididos en dos lóbulos con forma de estrella. Cada pétalo a su vez forma apéndices de tamaño reducido.

El fruto está sostenido por un soporte tan grande como él; es de forma ovalada y puede alcanzar los 8 mm de tamaño.
Se recolecta la planta entera, normalmente cuando es joven, aunque tampoco importa hacerlo cuando ya es adulta.