mijo del solDescripción
Mijo del sol. Planta herbácea que al llegar a su pleno desarrollo alcanza hasta un metro de altura. Todos los años se forman nuevos tallos que se endurecen con el tiempo, más en la parte inferior, alcanzando un grosor final que llega hasta los 8 centímetros; en esta zona, una vez engrosada, se produce la pérdida de las hojas. Las hojas habitualmente son numerosas y se distribuyen a lo largo del tallo. Tienen una forma característica que recuerda a las antiguas lanzas metálicas. Se unen al tallo sin el intermedio del peciolo.

Aplicación
En su composición encontramos sustancias fenólicas, formadas por tres moléculas de ácido cafeico, rutina, quercetina y mucílago. En otros tiempos se utilizaba para eliminar cuerpos extraños que se introducían en el ojo, gracias a su gran cantidad de mucílago: éste, una vez aplicado sobre los ojos, se humedecía, formando una película mucilaginosa a la que se adhería cualquier cuerpo extraño, con lo que su eliminación era bastante mas rápida. En animales se empleaba como contraceptivo ya que disminuía las secreciones androgénicas y estrogénicas.

También se ha utilizado para eliminar cálculos renales y biliares.

En la actualidad se emplea como diurético, con buenos resultados en litiasis urinarias, reumatismo y gota.

Administración.
.- Infusión. Cinco gramos de la planta entera se añaden a un litro de agua, preparándose una infumijo.jpgsión que se deja durante diez minutos en contacto para filtrarlo a continuación; de este preparado se pueden tomar tres tazas al día.

Floración
La floración se produce en los meses de abril a julio, dependiendo en parte de la altura respecto al nivel del mar donde se desarrolle esta especie; la máxima altura donde podemos encontrarla es a 1500 metros, en los valles de los Pirineos.

Las flores son de pequeño tamaño y de color blanquecino; se disponen en agrupaciones que forman como pequeños ramos y que se localizan en el extremo superior del tallo. La corola es de dimensiones pequeñas. Posee estambres -en número de cinco- pegados a la corola.

El fruto está formado por cuatro granitos de forma ovoidea que al llegar a la maduración presentan un color blanco nacarado. En la realidad es difícil encontrar una planta con los cuatro frutos, pues en su desarrollo se suele producir la pérdida de alguno de ellos, siendo lo más frecuente encontrar un número inferior.