mejoranaDescripción
y de un color blanquecino debido a los numerosos pelitos blancos que la cubren por completo. Sus hojas son pecioladas, ovales y blanquecinas y sus flores se reúnen en espigas terminales densamente aglomeradas. Los frutos están constituidos por cuatro aquenios ovales y lisos.

Se cría en determinados países de Oriente, como Persia -de donde es oriunda- aunque no requiere de grandes cuidados, por lo que no es difícil verla en nuestra Península. Desde hace tiempo forma parte de las plantas que se cultivan en los jardines, gracias a su agradable aroma.

Aplicación
Los tallos y hojas de la mayorama contienen materias tánicas y principios amargos, además de diversas sustancias minerales. Pero el producto más interesante de esta hierba es la esencia de mayorama, muy rica en terpineol, timol, carvacrol e hidrocarburos terpénicos. Además, en la hierba también encontramos diversos ácidos fenólicos, como el ácido cafeico, el ácido clorogénico y el ácido rosmarínico.

La esencia confiere a la planta propiedades sedantes, espasmolíticas e hipotensoras. Asimismo se la considera un excelente tónico estomacal y carminativo. A los ácidos fenólicos y flavonoides debe sus actividades bactericida, antiséptica urinaria y de refuerzo del efecto hipotensor. Por todo ello está especialmente indicada en ansiedad, hipertensión, insomnio, espasmos gastrointestinales y digestiones lentas. Externamente se puede emplear en dolores reumáticos, sinusitis, herpes y heridas.

Como siempre que aparece una esencia, hay que tener precaución: ésta, a dosis altas, puede causar estupor. Y en niños y personas susceptibles puede irritar las mucosas o provocar reacciones alérgicas.

Administración.mejorana.jpg
.- Infusión. Se puede preparar una infusión poco concentrada para calmar la excitación nerviosa, u otra más fuerte para que actúe como tónico estomacal y favorecedor de la digestión.
.- Esencia. Siempre guardando las debidas precauciones, se usa a razón de 2-4 gotas, 3 veces al día.
.- Pomada. Con 1/2 kg de manteca de cerdo fundida, se incorpora primero la esencia de mayorama, y unos 100 g de la planta desecada; se remueve suavemente y se deja al baño María unos 30 minutos. Al día siguiente se repite la operación y después se guarda en frascos opacos herméticos, para evitar el enranciamiento de la grasa. Esta pomada sirve para calmar los dolores reumáticos.
Es una planta fácil de encontrar en numerosas formas farmacéuticas, tanto sola como en presentaciones compuestas.

Floración
Florece en verano e incluso antes en determinadas comarcas meridionales. De la recolección interesan las sumidades floridas, que se recogen cuando la planta está a punto de florecer. La desecación se realiza a la sombra, lo más rápidamente posible. Es importante solo cortar las partes superiores de los tallos, que no tardan en producir nuevos retoños, pudiendo repetirse la recolección hasta tres veces al año.