enebroDescripción:
El enebro es un gran arbusto, de 1 ó 2 metros de altura, que si se deja crecer a sus anchas puede convertirse en un árbol de varios metros. Posee una espesa ramificación y hojas aciculares, lineales y espinescentes, caracterizadas por un surco grisáceo a lo largo de la cara superior. Las flores son de color verde claro, poco llamativas.

En cuanto a los frutos, están constituidos por bayas que en plena maduración toman un color violeta azulado oscuro y se vuelven carnosas y consistentes. Tienen un sabor dulzaino resinoso y cierto aroma parecido al de la canela.

Se cría en todo el norte del país, preferentemente en zonas montañosas. También se encuentra en Sierra Nevada, a más de 2000 metros.

Aplicación:
Del enebro se puede extraer un aceite esencial -en cantidades no superiores al 2%- que contiene pineno, borneol, canfeno, cadineno, alcanfor y cariofileno. Esta esencia le confiere propiedades diuréticas muy marcadas, que se ven reforzadas por los ácidos glicérico y glicocólico. También se le atribuyen propiedades antisépticas e hipoglucemiantes. En uso externo es rubefaciente, antimicótico y antirreumático. Contiene asimismo un principio amargo con propiedades aperitivas y tónicas.

Las propiedades diuréticas de las bayas de enebro se aprovechan principalmente en casos de urolitiasis, edemas, tensión alta, reumatismo y gota. Aplicado localmente se puede emplear en micosis superficiales, dolores reumáticos y neuralgias.

El aceite esencial puede ejercer acciones tóxicas sobre los riñones debido a la presencia de sustancias nefrotóxicas. Por esta razón, el uso de enebro está totalmente contraindicado en personas con problemas renales y en embarazos.

Administración:enebro.jpg
.- Infusión. 20 g de enebro por litro de agua. De la infusión resultante se toman 3 tazas al día.

.- Esencia. 1 ó 2 gotas de la esencia, tres veces al día, sobre un terrón de azúcar o en dilución alcohólica.

.- Elixir de enebro. Se ponen 75 g de bayas en remojo durante siete días, en un vino blanco de buena calidad. Este líquido se filtra pasado el tiempo y se embotella. Se pueden tomar tres vasitos al día.

.- Alcoholatura para fricciones. Se maceran durante 10 días 10 g de bayas trituradas en 100 g de alcohol de 60°.

ranscurrido el tiempo necesario, se filtra el alcohol y se traspasa a una botella de tapón esmerilado. El alcoholato resultante resulta excelente para friccionar las partes afectadas por dolores reumáticos.

Floración y recolección:
El enebro florece en primavera. Con fines medicinales interesan las hojas, los frutos y la corteza. Los frutos (llamados gálbulos) no suelen madurar hasta el otoño del tercer año, aunque este período varía mucho según la localidad y la altitud. Deben desecarse un poco a la sombra antes de guardarlos en sobres herméticos.