azafranDescripción:
El azafrán es una planta herbácea, bulbosa, de la familia de las iridacéas. Posee unas hojas largas, verdes y lineales, que crecen formando penachos.
Es originaria de Oriente, donde se ha cultivado desde siempre como especie perfumada, colorante y planta medicinal.

En España, sin embargo, se cultiva cada vez menos por su elevado precio en el mercado, lo que ha favorecido la utilización de otros colorantes de menor precio e igual uso.

Tan solo en la zona de la Mancha se sigue cultivando azafrán, e incluso en muchos pueblos de la zona se hace de manera ritual, pues se incluyen importantes cantidades de esta planta en la dote de las jóvenes.

Aplicación:
En el estigma de la flor de azafrán aparecen muchas sustancias, entre las que cabe destacar algunos heterósidos como la crocina, que es la responsable de su poder colorante; también aparece un aceite esencial y en el polen se han encontrado trazas de flavonoides.

El azafrán se ha utilizado desde tiempos remotos por sus múltiples virtudes, muchas de las cuales siguen vigentes en nuestros días, aunque no hay que olvidar que puede resultar tóxica empleada en grandes dosis. Así, se sabe que puede ser abortiva (en la antigüedad muchas mujeres lo utilizaron como pésimo abortivo, pues no sólo producía la muerte del feto sino también en muchos casos la de la madre) y ocasionar grandes hemorragias.

La dosis que puede provocar la muerte en el adulto se calcula en 10-12 g. De todas las virtudes que se le han achacado, las que se mantienen hoy día son las que se refieren a que es una buena sustancia aperitiva así como un buen tónico estomacal. A la crocina, por su parte, se le atribuyen propiedades hipolipemiantes. Por todo ello, se recomienda en casos de inapetencia, astenia, meteorismo, amenorrea, gingivitis y dolores de dentinción.azafran.jpg

Para aprovechar todas estas propiedades basta con emplearlo como condimento. Además, esta planta proporciona un apetitoso y atractivo color a muchos platos.

Administración:
.- Infusión. Se utilizan 2 g de azafrán por litro de agua. De esta infusión se pueden tomar hasta 3 tazas al día.

.- Polvo. Con la precaución de no sobrepasar las dosis indicadas por el médico, se suele emplear como carminativo y para acelerar la menstruación.

.- Tintura. En forma de tintura, se friccionan directamente las encías, calmando así los dolores de dentición.

Floración y recolección:
La floración del azafrán tiene lugar a finales de verano y principios del otoño. La recolección varía según el clima de la localidad, pero suele hacerse desde mediados de septiembre hasta noviembre.

La razón de su alto precio estriba en que para obtener un kilogramo de azafrán se necesitan aproximadamente unas cien mil flores y además, la recolección debe realizarse a mano por personal especializado.

El azafrán es, en realidad, el estigma de la flor del mismo nombre; una vez que se obtiene hay que conservarlo en frascos de cristal hermético, ya que la humedad lo estropea; tampoco conviene que le dé la luz.