Arándano Rojo
Por un tracto urinario saludable

La Fitoterapia cada vez más se convierte en una alternativa recurrida desde la antigüedad en la que los médicos confían y recomiendan. Esta alternativa a  la medicina convencional está siendo muy  bien recibida por los enfermos de cualquier naturaleza, que ven aliviados sus síntomas, sin tener que recurrir al abuso de fármacos como los antibióticos, liberándose así de los conocidos efectos secundarios.

Las infecciones urinarias son muy desagradables y a la vez muy comunes. Para quienes prefieren tratamientos naturales en lugar de antibióticos, estudios científicos y clínicos han demostrado que el jugo de arándanos (Vaccinium macrocarpon) previene la cistitis.

El Vaccinnium macrocarpon es un fruto rico en ácidos como el cítrico, químico málico o el benzoico, antocianósidos como 3-0-galactósidos, 3-0-arabinosidos del cianidol y del peonidol, catecol, flavonoides y otra serie de compuestos fenólocos.

Estudios cientificos y clínicos han demostrado que su composición química dota al arándano rojo, de una serie de efectos beneficiosos para la salud, ya conocidos y bien documentados desde mediados del siglo XIX.

El mayor beneficio para la salud atribuida a la ingesta de arándanos rojos es el mantenimiento de un tracto urinario saludable previniendo el padecimiento de infecciones urinarias, no solo por el mantenimiento de la acidez de la orina que evita la proliferación de crecimiento bacterianos, sino por la potente acción antiadhesiva bacteriana de las proantocianidinas contenidas en este fruto que actúan sobre la bacteria E. Coli, principal causante de estas infecciones.

Los fitoquimcos del arándano rojo impiden que estas bacterias se adhieran a las células epiteliales del tracto urinario evitando su proliferación y reduciendo así el riesgo de padecer infecciones.

Además reducen el mal olor de la orina.

Por tanto, además de su uso preventivo, el jugo de arándano rojo puede ser usando como complemento en el proceso curativo de enfermedades del tracto urinario ayudando en el alivio de los molestos síntomas, disminuyendo además las posibilidades de recibirlas, reduciendo en muchos casos la necesidad de antibióticos.

Cabe destacar la importancia de su contenido en vitamina C, especialmente importante en cualquier proceso curativo, ya que ayuda a mantener un sistema inmunitario sano.

Si además, lo complementamos con un producto probiótico como los fructooligosacáridos, conseguimos estimular el crecimiento de la flora bacteriana beneficiosa.

Algunos consejos para evitar infecciones del tracto urinario:

  • Asegúrese de limpiarse de adelante hacia atrás, para minimizar el riesgo de que las bacterias fecales lleguen a la vejiga.

  • Beba mucho liquido y no retenga la orina; es muy importante que vacíe su vejiga frecuentemente, así disminuirá la probabilidad de que se desarrolle una infección.

  • Si siente quemazón al orinar, tiene sangre en la orina, ganas urgentes de orinar, mucho olor y/o fiebre, consultar con el médico.

  • Si una cistitis no es tratada a tiempo, la infección puede llegar hasta el riñón y complicarse muchísimo.

Referencias:

  • Harris,J.E. (1995) Interacton of dietary factors with oral anticoagulants: review and applications. J.Am. Diet. Assoc. 95(5): 580584.
  • Mosca, L. Y col. (1997) Antioxidant nutrient supplementations reduces the susceptibility  of low density lipoprotein to oxidation in patients with coronary artery disease. J. Am. Col. Cardiol. 30:392-399.
  • Craig Wj. (1997). Phytochemicals: guardians of our health. J. Am. Diet Assoc. 97 (10 Suppl2): s199-204.

 

Jaume Queral Marco
Naturópata
Director de la Escuela Int. de Flores de Bach
Formador – Coaching Emocional