Las estrategias para prevenir el desarrollo de la obesidad, se centran en las modificaciones del estilo de vida que restringen la ingesta calórica y aumentan la actividad física; las plantas medicinales y productos obtenidos a partir de las mismas, como la garcinia, serán siempre herramientas coadyuvantes de unas correctas medidas higiénico-dietéticas.

La corteza del fruto de Garcinia gummi-gutta (L.) Roxb. (= Garcinia cambogia (Gaertn.) Desr.), contiene como principio activo más representativo al ácido hidroxicítrico (HCA). Cuando se sigue una dieta rica en hidratos de carbono, la glucosa procedente de ellos y que no se emplea de modo inmediato en la producción de energía, se almacena en el hígado y músculo en forma de glucógeno. Cuando los depósitos de glucógeno están llenos, el exceso de glucosa es transformado, mediante el proceso de lipogénesis, en grasas y colesterol. En este proceso, juega un papel muy importante la enzima   ATPcitratoliasa. Determinados estudios han demostrado que el tratamiento con HCA produce un importante descenso en la lipogénesis, debido a que este compuesto es un potente inhibidor competitivo de la enzima ATPcitratoliasa. Por otra parte, en estudios in vitro realizados sobre células adiposas, se ha puesto de manifiesto que el extracto de G.cambogia inhibe la acumulación de gotitas de grasa en el adipocito.

Un extracto de G.cambogia (50% del HCA), administrado (800 mg 3 veces/día) a mujeres obesas (IMC >25), con edades comprendidas entre 25-60 años durante 60 días, junto al control dietético, demostró un efecto de disminución de los triglicéridos (TG).

Un aspecto a tener en cuenta del HCA, es el correspondiente a la disminución del apetito, en la que se propone la hipótesis de la implicación de la serotonina en este hecho, ya que se ha podido comprobar en modelos animales como el HCA aumenta la biodisponibilidad de la serotonina. Las dietas ricas en fibra afectan a la absorción del HCA, disminuyéndola.

Plectranthus barbatus Andrews. (=Coleus forskohlii (Willd.) Briq. es una planta perteneciente a la familia Lamiaceae que crece silvestre en regiones áridas y semiáridas de India y Tailandia. El rizoma de esta planta se ha utilizado tradicionalmente en la Medicina Ayurvédica como un remedio para las enfermedades cardíacas y los trastornos respiratorios, gastrointestinales y del sistema nervioso central. Su principio activo más representativo, la forskolina, contribuye a estimular el catabolismo de las grasas en las células adiposas humanas. La forskolina regula las respuestas termogénicas a los alimentos, aumenta las tasas metabólicas basales y aumenta la utilización de la grasa corporal. Teóricamente, una mayor liberación de ácidos grasos del tejido adiposo también puede aumentar la termogénesis, facilitar la pérdida de grasa corporal y aumentar la masa corporal magra. La lipólisis mejorada se asocia con un mayor uso de energía grasa, y mejora la pérdida de grasa sin pérdida de masa muscular.

La toma oral de forskolina (250 mg de un extracto con un 10% de forskolina,  dos veces al día), durante un período de 12 semanas, se mostró favorable para disminuir el porcentaje de masa grasa y aumentar la masa magra corporal, también se observaron aumentos de la masa ósea y de  los niveles de testosterona en suero, en hombres con sobrepeso y obesidad. Los resultados de estudio indican que la forskolina es un posible agente terapéutico para la gestión y el tratamiento de la obesidad. En otro estudio de 8 semanas de duración, 15 voluntarios sanos recibieron 1.000 mg de un extracto de C. forskohlii (10% de forskolina), lográndose disminuciones significativas en el índice de masa corporal (IMC), peso corporal, contenido de grasa, masa corporal magra y tasas metabólicas basales.

Tanto G. cambogia, como C. forskohlii pueden utilizarse como coadyuvantes en casos de sobrepeso, desajustes lipídicos (colesterol) acompañados de las correspondientes medidas dietéticas.

José Daniel Custodio
Licenciado en Biología

 

Bibliografía

  • Godard MP, Johnson BA, Richmond SR. Body composition and hormonal adaptations associated with forskolin consumption in overweight and obese men. Obes Res. 2005 Aug;13(8):1335-43.
  • Jena BS, Jayaprakasha GK, Singh RP, Sakariah KK. Chemistry and biochemistry of (-)-hydroxycitric acid from Garcinia. J Agric Food Chem. 2002 Jan 2;50(1):10-22.
  • Hasegawa N. Garcinia extract inhibits lipid droplet accumulation without affecting adipose conversion in 3T3-L1 cells. Phytother Res. 2001 Mar;15(2):172-3.
  • Vasques CA, Schneider R, Klein-Júnior LC, Falavigna A, Piazza I, Rossetto S. Hypolipemic effect of Garcinia cambogia in obese women. Phytother Res. 2014 Jun;28(6):887-91. doi: 10.1002/ptr.5076.
  • Rao RN, Sakariah KK. Lipid-lowering and antiobesity effect of (-)-hydroxycitric acid. Nutr Res 1988; 8: 209-212.
  • Ohia SE, Opere CA, LeDay AM, Bagchi M, Bagchi D, Stohs SJ. Safety and mechanism of appetite suppression by a novel hydroxycitric acid extract (HCA-SX). Mol Cell Biochem. 2002 Sep;238(1-2):89-103.
  • Kamohara S, Noparatanawong S. A Coleus forskohlii extract improves body composition in healthy volunteers: An open-label trial. Med. Univ. 2013;2:25–27.
  • Astell KJ, Mathai ML, Su XQ. A review on botanical species and chemical compounds with appetite suppressing properties for body weight control. Plant Food Hum. Nutr. 2013;68(3):213–221. [PubMed]
  • Henderson S, Magu B, Rasmussen C, Lancaster S, Kerksick C, Smith P, Melton C, Cowan P, Greenwood M, Earnest C, Almada A, Milnor P, Magrans T, Bowden R, Ounpraseuth S, Thomas A, Kreider R B. Effects of coleus forskohlii supplementation on body composition and hematological profiles in mildly overweight women. J. Int. Soc. Sports Nutr. 2005;2:54–62.