El hongo popularmente conocido como melena de león o yamabushitake: Hericium erinaceus (Bull.) Pers. se ha utilizado tradicionalmente en diferentes culturas para fortalecer el bazo y proteger el estómago, regular el sistema nervioso y como coadyuvante en determinados procesos oncológicos.

Melena de leónEn la última década se ha comprobado que determinados polisacáridos presentes en H. erinaceus poseen importantes acciones: antitumorales, inmunomoduladoras, atiulcerosas, hepatoprotectoras, de control metabólico (diabetes, colesterol), antifatiga, neuroprotectoras y neurorregeneradoras1.

Se ha sugerido que los factores neurotróficos juegan un papel esencial en los procesos de degeneración y regeneración en el sistema nervioso, tanto para asegurar la adecuada inervación de los tejidos diana, como para mejorar la remielinización2.

El factor de crecimiento nervioso (NGF) es una proteína necesaria para la supervivencia y desarrollo de las neuronas en el período embrionario, dirige el crecimiento de las vías nerviosas hacía sus órganos efectores durante el período fetal y aunque en el sistema nervioso central (SNC), la mayor cantidad de NGF es producida en la corteza, el hipocampo y en la glándula pituitaria, también se producen cantidades significativas de esta neurotrofina en otras áreas, incluyendo los ganglios basales, tálamo, médula espinal y en la retina3. Es precisamente en Oftalmología, el área donde mejor caracterizado y desarrollado está en la actualidad el uso terapéutico del NGF4,5.

Se ha informado que NGF induce la modificación de elementos presinápticos en el sistema visual de animales adultos6,7, previene el cambio en la distribución de dominancia ocular en neuronas corticales visuales y promueve la recuperación funcional de las células ganglionares de la retina (RCGs) tras la isquemia8.

Hericenonas y erinacinas aislados de H. erinaceus puede inducir la síntesis de NGF en las células nerviosas y en cultivos celulares se ha comprobado la acción neurótofica de sus extractos acuosos9.

En la composición de la biomasa obtenida a partir del micelio de H. erinaceus destaca la composición de aminoácidos esenciales, cuyas cantidades se ajustan a los requisitos nutricionales propuestos por la FAO  (con excepción del triptófano). Los ácidos linoleico y oleico fueron identificados como los principales componentes de los ácidos grasos. Las fracciones de polisacárido aisladas son solubles en agua y contienen ramnosa, fucosa, xilosa, glucosa y galactosa en diferentes proporciones. Vitaminas B1, B2, B6, PP y E, ergosterol y coenzima Q10 también se detectaron en la biomasa de H. erinaceus10.

Contiene cantidades apreciables de vitamina B12 en el cuerpo fructífero11.

Se ha comprobado como extractos de H. erinaceus inducen la expresión de factores neurotróficos como el NGF en los astrocitos12.13.

Los factores neurotróficos son esenciales para mantener y organizar las neuronas funcionalmente. Se realizó un estudio para examinar los efectos de los extractos etanólicos cuatro setas comestibles: Hericium erinaceus (Yamabushitake), Pleurotus eryngii (Eringi), Grifola frondosa (Maitake) y Agaricus blazei (Himematsutake), sobre el factor de crecimiento nervioso (NGF) y la expresión génica en células de astrocitoma humano 1321N1. Entre los cuatro extractos de hongos, el extracto de H. erinaceus es el único que promueve la expresión del mRNA del NGF de una manera dependiente de la concentración. La mejora de la expresión génica de NGF por extractos de H. erinaceus fue inhibida por el inhibidor de la quinasa JNK (cinasas terminales c-jun-N),  c-jun N-terminal SP600125. Además, el extracto de H. erinaceus induce la fosforilación de JNK y su sustrato (c-Jun),  aumentando la expresión de c-fos, sugiriendo que H. erinaceus promueve la expresión génica de NGF mediante señalización JNK. Además, también se examinó la eficacia de H. erinaceus in vivo. Ratones adultos fueron alimentados con piensos que contenían un 5% de polvo seco de H. erinaceus durante  7 días, mostrado un aumento en el nivel de expresión del mRNA de NGF en el hipocampo. En conclusión, H. erinaceus contiene compuestos activos que estimulan la síntesis de NGF mediante la activación de la vía JNK14.

Las acciones de JNK son muy conocidas en el control de la proliferación y la muerte celular, en la actualidad, nuevos estudios señalan la importancia de su regulación en la regeneración de tejidos y órganos15.

Un  extracto de H. erinaceus promovió el desarrollo normal de células cerebelosas cultivadas, demostrando, in vitro, su acción reguladora sobre el proceso de mielinización16. Productos preparados a partir de cuerpos fructíferos frescos homogeneizados de H. erinaceus tuvieron efectos neuroprotectores sobre  células PC1217.

Dilinoleoil fosfatidiletanolamina, un fosfolípido purificado a partir de un extracto seco de cuerpos fructíferos de H. erinaceus, reduce la muerte celular inducida por estrés endoplásmico. Esto puede reducir el riesgo de muerte celular inducida por la enfermedad neurodegenerativa18.

La administración oral diaria de extracto acuoso de cuerpos fructíferos frescos de  H. erinaceus, podría promover la regeneración del nervio peroneo lesionado en rata en las primeras etapas de recuperación19. También en animales de experimentación, se ha comprobado como los polisacáridos presentes en H. erinaceus disminuyen el nivel de peroxidación lipídica y aumentan las actividades de las enzimas antioxidantes20. Tres fracciones de polisacáridos aisladas a partir del micelio de H. erinaceus demostraron fuerte actividad antioxidante in vitro y efecto hepatoprotector potente in vivo21.

Se ha reportado que H. erinaceus promueve la secreción del factor de crecimiento nervioso in vitro e in vivo. El factor de crecimiento nervioso está implicado en el mantenimiento y organización de las neuronas colinérgicas en el sistema nervioso central. Estos resultados sugieren que el uso de  H. erinaceus pueden ser apropiado para la prevención o el tratamiento de la demencia. En el presente estudio, se examinaron los efectos de H. erinaceus sobre el déficit de memoria y aprendizaje en ratones, inducido por el péptido β-amiloide (25-35). Los  ratones fueron administrados con 10 µg de péptido β-amiloide (25-35) intracerebroventricularmente los días 7 y 14 y fueron alimentados con una dieta que contenía H. erinaceus durante un periodo experimental de 23 días. La memoria y la función de aprendizaje fueron examinadas usando métodos conductuales. Los resultados revelaron que H. erinaceus impidió deficiencias de la memoria de reconocimiento espacial y visual a corto plazo, inducida por el péptido amiloide. Este hallazgo indica que H. erinaceus puede ser útil en la prevención de la disfunción cognoscitiva22.

En este caso en humanos,  se realizó un ensayo a doble ciego, con  hombres y mujeres japoneses de 50 a 80 años de edad diagnosticadas con deterioro cognitivo leve, con el fin de examinar la eficacia de la administración oral de H. erinaceus, para mejorar el deterioro cognitivo, utilizando una escala de la función cognitiva basada en la escala de demencia Hasegawa revisada (HDS-R). Los sujetos en el grupo H. erinaceus tomaron cuatro tabletas de 250 mg, que contiene un 96% de polvo seco de H. erinaceus tres veces al día durante 16 semanas. Las puntuaciones de la escala de la función cognitiva aumentaron con la duración de la ingesta. Las pruebas de laboratorio no mostraron ningún efecto adverso de H. erinaceus. El estudio sugiere que H. erinaceus es eficaz para mejorar el deterioro cognitivo leve23.

Se ha comprobado su seguridad en animales, no observándose ningún efecto adverso de extractos de micelio enriquecidos con 5mg/g de erinacinas, incluso en dosis de 3g/Kg de peso corporal al día24. Hasta la fecha, no existen informes sobre la toxicidad debido al consumo a largo plazo de este hongo.

José Daniel Custodio
Licenciado en Biología

Referencias

  1. He X, Wang X, Fang J, Chang Y, Ning N, Guo H, Huang L, Huang X, Zhao Z. Structures, biological activities, and industrial applications of the polysaccharides from Hericium erinaceus (Lion’s Mane) mushroom: A review. Int J Biol Macromol. 2017 Apr;97:228-237.
  2. Azzouz M, Kennel PF, Warter J-M, Poindron P, Borg J. Enhancement of mouse sciatic nerve regeneration by the long chain fatty alcohol, N-hexacosanol. Experimental Neurology. 1996;138(2):189–197.
  3. McAllister AK. Neurotrophins and neuronal differentiation in the central nervous system. Cell Mol Life Sci. 2001;58:1054–1060.
  4. Bonini S, Lambiase A, Rama P, Caprioglio G, Aloe L. Topical treatment with nerve growth factor for neurotrophic keratitis. Ophthalmology. 2000;107:1347–1351. discussion 1351–1342.
  5. Lambiase A, Coassin M, Sposato V, Micera A, Sacchetti M, Bonini S, Aloe L. NGF topical application in patients with corneal ulcer does not generate circulating NGF antibodies. Pharmacol Res. 2007;56:65–69.
  6. Yip HK, Johnson EM Jr. Retrograde transport of nerve growth factor in lesioned goldfish retinal ganglion cells. J Neurosci. 1983;3:2172–2182.
  7. Carmignoto G, Canella R, Candeo P, Comelli MC, Maffei L. Effects of nerve growth factor on neuronal plasticity of the kitten visual cortex. J Physiol. 1993;464:343–360.
  8. Carmignoto G, Maffei L, Candeo P, Canella R, Comelli C. Effect of NGF on the survival of rat retinal ganglion cells following optic nerve section. J Neurosci. 1989;9:1263–1272.
  9. Lai PL, Naidu M, Sabaratnam V, Wong KH, David RP, Kuppusamy UR, Abdullah N, Malek SN. Neurotrophic properties of the Lion’s mane medicinal mushroom, Hericium erinaceus (Higher Basidiomycetes) from Malaysia. Int J Med Mushrooms. 2013;15(6):539-54.
  10. Avtonomova AV, Bakanov AV, Shuktueva MI, Vinokurov VA, Popova OV, Usov AI, Krasnopol’skaia LM. Submerged cultivation and chemical composition of Hericium erinaceus mycelium. Antibiot Khimioter. 2012;57(7-8):7-11.
  11. Teng F, Bito T, Takenaka S, Yabuta Y, Watanabe F. Vitamin B12[c-lactone], a biologically inactive corrinoid compound, occurs in cultured and dried lion’s mane mushroom (Hericium erinaceus) fruiting bodies. J Agric Food Chem. 2014 Feb 19;62(7):1726-32.
  12. Kawagishi H, Shimada A, Shirai R, Okamoto K, Ojima F, Sakamoto H, et al. Erinacines A, B, and C, strong stimulators of nerve growth factor (NGF)-synthesis, from the mycelia of Hericium erinaceum. Tetrahedron Lett. 1994;35:1569–72.
  13. Kawagishi H, Shimada A, Shizuki K, Mori H, Okamoto K, Sakamoto H, et al. Erinacine D, a stimulator of NGF-synthesis, from the mycelia of Hericium erinaceum. Heterocycl Comm. 1996;2:51–4.
  14. Mori K, Obara Y, Hirota M, Azumi Y, Kinugasa S, Inatomi S, Nakahata N. Nerve growth factor-inducing activity of Hericium erinaceus in 1321N1 human astrocytoma cells. Biol Pharm Bull. 2008 Sep;31(9):1727-32.
  15. Almuedo-Castillo M, Crespo X, Seebeck F, Bartscherer K, Salò E, Adell T. JNK controls the onset of mitosis in planarian stem cells and triggers apoptotic cell death required for regeneration and remodeling. PLoS Genet. 2014 Jun 12;10(6):e1004400.
  16. Kolotushkina EV, Moldavan MG, Voronin KY, Skibo GG. The influence of Hericium erinaceus extract on myelination process in vitro. Fiziol Zh. 2003;49(1):38-45.
  17. Liu Z, Wang Q, Cui J, Wang L, Xiong L, Wang W, Li D, Liu N, Wu Y, Mao C. Systemic Screening of Strains of the Lion’s Mane Medicinal Mushroom Hericium erinaceus (Higher Basidiomycetes) and Its Protective Effects on Aβ-Triggered Neurotoxicity in PC12 Cells. Int J Med Mushrooms. 2015;17(3):219-29.
  18. Nagai K, Chiba A, Nishino T, Kubota T, Kawagishi H. Dilinoleoyl-phosphatidylethanolamine from Hericium erinaceum protects against ER stress-dependent Neuro2a cell death via protein kinase C pathway. J Nutr Biochem. 2006;17:525–30.
  19. Wong KH, Naidu M, David P, Bakar R, Vikineswary S. Neuroregenerative potential of Lion s Mane mushroom, Hericium erinaceus (Bull.:Fr.) Pers., (Higher Basidiomycetes), in the treatment of peripheral nerve injury (Review) Int J Med Mushrooms. 2012;14:427–46.
  20. Han ZH, Ye JM, Wang GF. Evaluation of in vivo antioxidant activity of Hericium erinaceus polysaccharides. Int J Biol Macromol. 2013 Jan;52:66-71.
  21. Zhang Z, Lv G, Pan H, Pandey A, He W, Fan L. Antioxidant and hepatoprotective potential of endo-polysaccharides from Hericium erinaceus grown on tofu whey. Int J Biol Macromol. 2012 Dec;51(5):1140-6.
  22. Mori K, Obara Y, Moriya T, Inatomi S, Nakahata N. Effects of Hericium erinaceus on amyloid β(25-35) peptide-induced learning and memory deficits in mice. Biomed Res. 2011 Feb;32(1):67-72.
  23. Mori K, Inatomi S, Ouchi K, Azumi Y, Tuchida T. Improving effects of the mushroom Yamabushitake (Hericium erinaceus) on mild cognitive impairment: A double-blind placebo-controlled clinical trial. Phytother Res. 2009;23:367–72.
  24. Li IC, Chen YL, Lee LY, Chen WP, Tsai YT, Chen CC, Chen CS. Evaluation of the toxicological safety of erinacine A-enriched Hericium erinaceus in a 28-day oral feeding study in Sprague-Dawley rats. Food Chem Toxicol. 2014 Aug;70:61-7