Propiedades:

– Niños pequeños:

– Favorece el desarrollo y la maduración de su aparato digestivo.
– Impide el desarrollo de gérmenes patógenos a nivel intestinal.
– Disminuye las posibilidades de cólicos del lactante.
– Disminuye el riesgo de diarreas.
– Disminuye la frecuencia de caries dentales del bebé.
– Disminuye la frecuencia de enfermedades respiratorias.

– En general:

– Fortalecer el aparato digestivo.
– Diarreas de todo tipo (víricas, bacterianas, del viajero, por toma de antibióticos, etc.).
– Estados de inmunodeficiencia.
– Prevención y tratamiento de infecciones de vías respiratorias: gripe, otitis, sinusitis, faringitis, etc.
– Deportistas.
– Envejecimiento.
– Enfermedades infecciosas: herpes simple, hepatitis C, estomatitis.
– Infecciones por hongos.
– Prevención de la osteoporosis.
– Prevención del cáncer.

Contraindicaciones:

– Intolerancia a la lactosa.
– Alergia a las proteínas de la leche de vaca.

calostroLOS CALOSTROS:

Son la primera secreción de las glándulas mamarias tras el parto (24 horas). Se transforman en leche normal a los 3 días.

Su función principal es proteger al recién nacido de las infecciones mientras se va desarrollando su sistema inmunológico y facilitar el desarrollo de la inmunidad pasiva en el tracto digestivo del recién nacido.

Composición:

– Proteínas: Caseína, Lactoglobulina, Lactoalbúmina.
– Grasas.
– Oligosacáridos (Lactosa).
– Alto contenido en IgG, IgM, IgA (7%).
– Lactoferrina.
– Minerales: ricos en cobre y hierro.
– Otros: Sustancias antimicrobianas, factores de crecimiento, citokinas, péptidos bioactivos, factor de necrosis tumoral, algunos hematíes y muchos leucocitos.

Componentes más destacados:

a) Los carbohidratos y oligosacáridos:

Presentan dos efectos importantes a nivel defensivo:

– Efecto prebiótico, por favorecer el crecimiento de la flora intestinal beneficiosa (fermentativa).

– Evitan las infecciones al impedir que las bacterias y virus se adhieran a las células epiteliales superficiales del intestino.

b) Inmunoglobulinas (IgA, IgM, IgG) o Anticuerpos (Ac):

Son proteínas capaces de reconocer y unirse específicamente a las proteínas de las bacterias y/o virus facilitando su destrucción y brindando protección contra la penetración de la mucosa intestinal por gérmenes patógenos.

También son capaces de adherirse al revestimiento intestinal y prevenir que los patógenos se adhieran y causen enfermedades. Pueden actuar a nivel de la luz intestinal (lumen), evitando la adherencia al epitelio de virus y/o bacterias, dentro de los enterocitos incluso neutralizando virus y, por último, en el líquido hístico.

Los calostros protegen contra: bacterias (Escherichia coli, Vibrio Cholerae, Salmonella tiphymurium, Shiguella, Estreptococos grupo B, Neumococos, Kebsiella Pneumoniae, Haemophillus Influenzae) y virus (sobre todo contra los Rotavirus).

Procesado:

– Pasteurización (proceso de calentamiento de la leche, hasta una temperatura que oscila entre 55 y 70 C para destruir os microorganismos y las enzimas que los dañan).

– Retirada de la mayor parte de la grasa, caseína, lactoalbúmina y lactosa.

– Evaporación del contenido acuoso (100 Kg de calostro proporcionan 2-5 Kg).

Factores de calidad:

– Tiempo pasado desde el parto: hasta las 48 horas presentan una gran calidad y después disminuye su poder inmunógeno siendo similar a la leche.