¿Que nos aporta el beta-caroteno?

A diferencia de la vitamina A, cuyas propiedades antioxidantes son limitadas, el beta-caroteno está entre los nutrientes con una mayor capacidad antioxidante. Por ello puede ayudar al control y prevención del desarrollo del cáncer.

¿Quién necesita cantidades extra de beta-caroteno?

carotenoAunque la toma de beta-caroteno se recomienda a todas las personas, existen determinados grupos que se pueden beneficiar de su suplementación. Se trata de las personas que fuman o que beben alcohol.

Los fumadores se pueden beneficiar de los suplementos de beta-caroteno por diversas razones. La primera, y más importante, es que el beta-caroteno parece tener un efecto protector sobre el cáncer de pulmón. Además de ello muchos estudios parecen haber encontrado que los fumadores tienen unos niveles más bajos de lo normal de esta sustancia. El hábito de fumar incrementa además la necesidad de beta-caroteno del cuerpo. Un estudio que apareció en la revista del colegio americano de nutrición demostró que los fumadores y los no fumadores consumían unas cantidades equivalentes de beta-caroteno en sus dietas, pero sin embargo los fumadores tenían una menor cantidad de esta sustancia en el plasma de la sangre. Por otra parte, los estudios sobre personas alcohólicas demuestran que también tienen niveles bajos de beta-caroteno; y sus niveles son bajos tanto si fuman como si no lo hacen.

El corazón y los vasos sanguíneos.

Son muchos los beneficios que el beta-caroteno aporta a nuestro organismo. Puede ofrecer alguna protección contra el daño oxidativo asociado con la presencia de colesterol de baja densidad (el colesterol conocido como “malo”) que se transporta a través de las arterias y contribuye a su taponamiento. Aunque no existen estudios defini-tivos parece ser que tomar una cierta cantidad de beta-caroteno puede reducir hasta la mitad el riesgo de padecimiento de enfermedades cardíacas.

La visión

Los niveles sanguíneos de beta-caroteno pueden estar relacionados con la incidencia de cataratas. En un estudio francés se observó que las personas con niveles bajos de beta-caroteno tenían un riesgo de padecer cataratas entre cinco y seis veces mayor que las personas con unos niveles elevados de este nutrientes. Además de ello se observó que entre cristalino, tiene en general unos niveles bajos de beta-caroteno; y por ello una conclusión es que precisamente por esta razón la suplementación puede disminuir el nivel de oxidación que puede sufrir el cristalino.

El estómago

La formación de radicales libres puede jugar un papel importante en la formación de úlceras de estómago. También el beta-caroteno puede reducir el número y severidad de úlceras de estómago mediante una acción protectora específica sobre las células estomacales.