Tomar el solVuelven los días de SOL: cómo interpretar correctamente el Factor de Protección Solar

Normalmente se piensa que el factor de protección solar es una medida de tiempo durante el cual la piel puede exponerse al sol sin quemarse. Esto es una verdad a medias, ya que lo más importante es que no se trata de una medida absoluta sino que es una protección cuyo tiempo de duración depende del tipo de piel de cada individuo. También influyen la latitud y la época del año.

Estudios realizados en Inglaterra señalan que los factores de protección solar muy altos pueden inducir a confusiones, ya que algunas personas los aplican mal, o piensan que pueden pasar muchas más horas al sol para broncearse, cuando el enfoque correcto sería no exponerse a más radiación solar de lo que la piel puede tolerar según su fototipo.

Estos estudios sostienen que un factor 15, si es correctamente utilizado, es suficiente para prevenir quemaduras solares. Asimismo la Organización Mundial de la Salud recomienda en su guía sobre el Indice UV Solar Mundial utilizar un factor de protección 15 0 en caso necesario uno superior para evitar posibles confusiones, se mencionan a continuación algunos consejos a tener en cuenta para tomar el sol, ahora que se acerca nuevamente el verano:

1noia) Conozca su fototipo: un mismo factor de protección no actúa igual en dos personas con fototipos distintos.

2) No exceda el tiempo de exposición: si el factor de protección le proporciona un periodo de exposición que ya se ha cumplido, una nueva aplicación de producto no prolongará la acción protectora.

3) Aplique la cantidad suficiente de producto: un producto que no se aplica uniformemente o en cantidades suficientes no asegura que se cumpla el factor de protección indicado en el envase.

4) Tome otras precauciones adicionales: elija un factor de protección solar adecuado para su tipo de piel y además alterne los periodos bajo el sol y bajo la sombra. Incluso en la playa, lleve alguna prenda de vestir, como una camiseta.

Weleda cuenta con una innovadora línea de protección solar, que ofrece una alter­nativa ecológica y saludable sin filtros de origen sintético:

Alta tolerancia dermatológica, incluso para los niños.
Con filtros físicos que no se absorben en la piel.
Protege contra los rayos UVA y UVB
Aceite de sésamo y extracto de edelweiss provenientes de cultivos ecológicos.
Está formada por dos productos: Crema solar de Edelweiss FPS 20, ideal para rostro y zonas más expuestas y Leche solar de Edelweiss FPS 15, fácil de aplicar en todo el cuerpo.

Texto extraido de la revista Weleda primavera-verano 2006