fotografoCómo fotografiar lo invisible: las imágenes acústicas del agua

Si se observan las fotografías presentadas en estas páginas, a simple vista parecen dibujos de formas geométricas. Sin embargo no se trata de dibujos sino de fotografías. Junto a la foto de cada figura, se ha colocado la de una flor, en la cual puede observarse que casualmente posee estructuras muy similares.

El investigador de fenómenos sonoros, Alexander Lauterwasser, descubre diversas figuras en la superficie del agua al aplicar determinadas frecuencias de sonido y las fotografía.

Su experimento funciona de la siguiente manera: prepara una base sólida, como una tabla. Sobre esa base coloca un recipiente con agua. Por encima se coloca una cámara en posición cenital. Cuando se inducen ondas sonoras en la base sólida, las vibraciones llegan a la superficie del agua, generando una figura determinada.

Esto sucede así porque hay dos tipos de ondas que ponen el agua en movimiento: las ondas lineales y las ondas circulares (visibles también cuando se arroja una piedra al agua). Según la cantidad de líquido, la temperatura y la pre­sión del aire, cada tono produce una figura diterente.

Lo más sorprendente es “cómo a través de vibraciones inducidas mecánicamente, pueden sintonizarse esta variedad de formas, como si se tratase de modelos o patrones del mundo que se repiten en la naturaleza, las matemáticas o el arte”.

La combinación de figuras de Alexander Lauterwasser y las fotografías de flores de Alfred Bast, ilustra esta asombrosa concordancia de formas en la naturaleza, plasmadas en el calendario Weleda 2006.

c

 

c

Texto extraido de la revista Weleda primavera-verano 2006