piernasEn la era de los “productos milagro” destaca un anticelulítico natural

Cuando se quiere combatir la celulitis es muy probable dejarse influenciar por las promesas de los “productos milagro”. Sin embargo, tanto los profesionales de la salud como las mujeres que ya han intentado luchar contra el problema, saben que no hay ningún método que la elimine completamente y que al abandonar el tratamiento ésta vuelve a aparecer.

No obstante, existen posibilidades reales de mejorar el estado de la llamada “piel de naranja” si se asume un enfoque integral, que implica adoptar un estilo de vida más saludable además de utilizar productos de acción localizada. De este modo, se pueden paliar los efectos de la celulitis y mantener los resultados.

No en vano el Aceite Anticelulítico de Abedul de Weleda se ha convertido en el producto para luchar contra la celulitis más vendido en Alemania, según los datos de AC Nielsen, correspondientes al cierre de 2005. Con una participación del 44% del mercado en todos los canales de distribución, este producto ha superado al resto de las marcas.

noia¿Cuál es la clave del éxito? Su fórmula natural con eficaces principios activos y sin efectos secundarios, que favorecen la eliminación de líquidos y ayudan a reactivar el flujo linfático y la micro-circulación sanguínea; y otro factor muy importante: fiel a su filosofía de mantenerse “en armonía con el ser humano y la naturaleza” Weleda ha elaborado un programa integral, publicado en la “guía de belleza” tomando en cuenta varios aspectos:

El ABC contra la celulitis
A. Una alimentación equilibrada, con más alimentos base (pescado fresco, carne magra, ver­uras y frutas frescas, aceites vegetales de primera presión en frío) y menos alimentos ácidos (embutidos, conservas, bollos, café, alcohol, comida frita, leche). Beber mucho agua natural, en lugar de bebidas gaseosas o azucaradas.

B. Una rutina de movimiento, en donde se incluya algún ejercicio adecuado, que se puede practicar suavemente pero con constancia, además de hábitos menos sedentarios como utilizar las escaleras en lugar del ascensor, etcétera.

C. La aplicación del Aceite anticelulítico de Abedul en combinación con un masaje, de preferencia utilizando un cepillo masajeador o un guante de crin. De esta forma se activa la micro-circulación y se favorece la eliminación de líquidos retenidos, además de facilitar la absorción del producto, basado en extractos de abedul, rusco y romero, aceites de germen de trigo y de jojóba.

Texto extraido de la revista Weleda primavera-verano 2006