La piña

INTRODUCCIÓN

Descripción

La piña proviene de la familia de las bromeliáceas. Es de gran tamaño y posee una forma ovoide, recubierta de una piel dura, espinosa y rugosa, con unas hojas de gran calibre en la parte superior que denotan su frescura y su punto correcto de maduración. La pulpa es de color amarillo intenso y con un sabor agridulce que resulta muy agradable, casi nadie se resiste a la dulzura de una rodaja de piña. Podemos disfrutar de ella de muchas formas; tanto en licuados, como de postre, acompañando a las ensaladas o bien sola a modo de depurativo natural o para hacer un semi-ayuno.

La Piña

Origen

Procede de las zonas con clima tropical de América y sus orígenes se remontan a la época de Cristóbal Colón, en el momento de su llegada a nuestro territorio en el año 1493. Él fue quien la llevó a Europa y cuando la realeza la degustó por primera vez inmediatamente se convirtió en una delicia codiciada entre las altas clases; a pesar de que en esta época aun desconocían las grandes propiedades y beneficios que escondía esta fruta para nuestra salud.

Por aquel entonces únicamente los más ricos podían disfrutar de ella y, debido a que tenían que transportarla cruzando el Atlántico, era considerada toda una exquisitez.

En el siglo XV la piña llamaba la atención por su excepcional sabor, en la actualidad sigue siendo de gran demanda y, aunque su sabor no ha cambiado y aún es motivo para deleitarse, lo que realmente nos maravilla es la generosidad en propiedades que se encuentra detrás de cada dulce bocado.

Beneficios para la salud

En referencia a este último punto, hemos de decir que se trata principalmente de una fruta diurética y depurativa, por tanto contribuye a eliminar las toxinas que acumula nuestro organismo y además previene el estreñimiento debido a la gran cantidad de fibra que contiene. Al mismo tiempo activa el metabolismo facilitando la digestión y laeliminación de grasa acumulada.

Seguidamente haremos una valoración un poco más extensa de sus muchas virtudes terapéuticas.

VALOR NUTRICIONAL

Composición

El 85% de su composición es agua y fibra, apenas contiene lípidos. Se trata de una fruta muy rica en hidratos de carbono de absorción lenta, pero como curiosidad diremos que, por increíble que parezca, su dulce sabor no significa que esconda una alta dosis de calorías, ya que apenas posee 53kcal por cada 100 gramos, lo que la convierte en una gran alternativa para dietas de control de peso, así como para llevar a cabo un completo tratamiento depurativo en los meses de cambio de estación como primavera o verano, temporadas en las cuales el hígado necesita detoxicarse y regenerar sus hepatocitos.

Minerales

Posee un alto contenido en minerales como el zinc, hierro, manganeso, magnesio, potasio, calcio y yodo. Su concentración en toda esta amplia variedad de minerales favorece la actividad de las hormonas sexuales y ayuda a generar enzimas metabólicas.

Dentro de este grupo hablaremos de manera específica del manganeso, ya que tan sólo 150mg de piña contienen más del 70% del valor diario recomendado. Este mineral potencia la acción de la vitamina C, pues ayuda a que el cuerpo la asimile adecuadamente, proceso en el cual también colaboran en sinergia la tiamina y un nutriente de nombre colina, presente en la piña. El manganeso resulta esencial para la producción energética de algunas enzimas, con la ayuda de la vitamina B1, por ello ayuda también a mantener los niveles de energía estables. Así mismo tiene la propiedad de fortalecer los huesos, tal como sucede con la vitamina C.

Vitaminas

En lo que se refiere a las vitaminas, es una buena fuente de vitamina A, C y todo el complejo B. Por ejemplo su buena concentración en vitamina B1 o tiamina ayuda a evitar la depresión, ya que regula las funciones del sistema nervioso.

Debemos remarcar de manera explícita su alta dosis de vitamina C, ya que tan sólo 150g de piña contienen casi 80mg, lo que equivale al 100% de la ingesta diaria recomendada. Esta vitamina combate los radicales libres previniendo el envejecimiento y el desarrollo de diferentes tipos de cáncer, ya que posee un gran poder antioxidante. Al mismo tiempo nos previene contra el resfriado común o la gripe estacional, pues refuerza el sistema inmune y suaviza los síntomas asociados como la tos, donde su alto poder enzimático también colabora positivamente.

Bromelina

Contiene básicamente tres enzimas: la bromelina, la extranasa y la ananasa. Las tres actúan conjuntamente mejorando nuestra salud, aunque la protagonista es en todo caso es la bromelina.

Para aprovechar al máximo sus efectos es recomendable comer la piña fresca en ayunas, separada de otras comidas principales o bien en zumo triturado aprovechando el tallo, ya que la bromelina se encuentra justamente en dicho tallo central.

Se trata de una enzima que deshace las proteínas de la misma forma que lo hace la pepsina, ya que estimula las secreciones pancreáticas, aumentando de manera natural la producción de jugo gástrico de nuestro estómago y mejorando en consecuencia todo el proceso de la digestión. Las propiedades de la piña para regular y neutralizar fluidos en el organismo se deben justamente a su alto contenido en esta enzima. Una rodaja de piña después de las comidas es suficiente para reducir la producción de gases, el estreñimiento, la inflamación abdominal, las nauseas y otros problemas digestivos.

Al mismo tiempo reduce los procesos inflamatorios y de tumefacción. La cual cosa, unida a su capacidad para disolver la mucosa excesiva, ayuda contra padecimientos como la neumonía, la sinusitis crónica, la bronquitis, la faringitis, la artritis reumatoide y la gota. Este poder antiinflamatorio puede ser también un gran recurso para tratar el asma, así como diferentes patologías que cursan con una base alérgica.

Ya que descompone las proteínas en unidades más pequeñas, es decir, aminoácidos, resulta muy útil para ayudar a asimilar algunos medicamentos de manera más efectiva y rápida, como es el caso de flemones dentarios por abscesos infecciosos donde se requiere la toma de antibióticos, sean estos de origen natural o farmacológico.

También hay indicios de que tiene propiedades anticancerígenas, ya que varios estudios recientes han vinculado la inflamación crónica con el cáncer, por ello el efecto antiinflamatorio de la bromelina puede ser el causante de sus virtudes contra el cáncer. En los últimos estudios científicos realizados, la bromelina ha inhibido el crecimiento de células tumorales. Por ejemplo en el cáncer de mama, la administración de dosis controladas de extracto puro de bromelina durante la terapia antitumoral ha proporcionado una gran ayuda.

Su gran riqueza en azufre, unida a la alta concentración en proteinasas de diferentes tipos, han demostrado, tanto en el laboratorio como en estudios humanos, potentes beneficios sobre el sistema cardiovascular debido a sus propiedades antitrombóticas, antiedematosas y fibrinolíticas, ya que impide la agregación plaquetaria y la híper coagulación sanguínea.

PROPIEDADES GENERALES

  • Disminuye las inflamaciones del tubo digestivo, por lo que regula el tránsito intestinal y ayuda a combatir el estreñimiento por su gran poder laxante.
  • En lo que a la piel se refiere, acelera los procesos de cicatrización tras cirugías o heridas leves.
  • Gracias a su acción sobre el pH orgánico, balancea los fluidos del cuerpo, evitando que éstos sean excesivamente ácidos o alcalinos.
  • Es una de las frutas más importantes para mantener la buena salud de nuestros ojos. Está demostrado que ayuda en casos de problemas oftálmicos producidos por la edad como es el caso de la degeneración macular.
  • Ayuda a la absorción del hierro por ello se aconseja en anemias ferropénicas.
  • En caso de fiebre disminuye la temperatura.
  • Constituye un gran aperitivo antes de las comidas debido al estímulo de secreción gástrica, por tanto prepara a nuestro estómago para la llegada posterior de alimento.
  • Actúa como tónico físico y cerebral en los organismos débiles así como en las convalecencias.
  • Posee una gran acción desinfectante y antiparasitaria, por ello es un buen germicida, ayudando a eliminar los parásitos intestinales.
  • Por su efecto diurético, disminuye la retención de líquidos.
  • También baja los niveles elevados de tensión arterial así como de colesterol, ya que acelera el metabolismo en lo que se refiere al consumo de grasas. Por esta razón resulta también de utilidad en casos de obesidad o celulitis, como quemador.
  • Colabora en los trastornos del sistema inmunológico, ya que refuerza las defensasy aumenta la formación de glóbulos tanto rojos como blancos.
  • Es un buen complemento en procesos degenerativos como la aterioesclerosis.
  • Mejora los problemas cardiovasculares, por ejemplo la mala circulación sanguínea de partes distales del cuerpo que cursa con varices en extremidades inferiores.
  • Resuelve torceduras y esguinces de primer grado debido a su concentración en vitamina C, que ayuda a regenerar las fibras de colágeno lesionadas, mejorando al mismo tiempo el aspecto general de nuestra dermis.
  • Puede ser útil en problemas de crecimiento óseo infantil o de formación de tejidos, así como en desajustes del sistema nervioso, gracias al complejo B que contiene.

CONTRAINDICACIONES

Si se ingiere en grandes cantidades puede causar diarrea o vómitos. Incluso hay algún caso de ataques de urticaria en personas alérgicas a los cítricos en general, como fresas, kiwi, etc.

Si la piña no ha madurado correctamente y aún está demasiado verde puede provocar llagas en la boca y en la lengua, debido a la presencia de microcristales muy finos de oxalato cálcico y al exceso de ácidos contenidos. Por ello es importante asegurarse previamente de que la piña se encuentra en su punto exacto para ser consumida. Un buen hábito es tirar de sus hojas para comprobar que se arrancan sin esfuerzo, si cuesta soltarlas es que aún no ha madurado. También hemos de fijarnos en su color exterior, con un veteado anaranjado mezclado con tonos amarillos y ligeramente verdes, si ya está marrón oscuro es que se ha pasado en exceso. La parte del tallo central es la más concentrada en sustancias agresivas para nuestra boca, así como sus bordes laterales más cercanos a la piel. Por tanto, en personas sensibles, se aconseja descartar dichas partes y consumir solamente la parte intermedia que es la más jugosa y suave. Aunque hemos de decir, que este hecho solamente es desagradable y levemente doloroso, pero revierte de forma espontánea sin ningún tipo de complicación en menos de 24 horas.

No resulta recomendable su consumo excesivo en embarazadas ya que ha demostrado que algunos componentes de la piña pueden causar contracción uterina.

Aunque su contenido calórico no es muy elevado, la cantidad de azúcar que contiene es suficiente para que las personas que padecen diabetes sean mesuradas en su consumo. Lo mejor en estos casos es rebajar el jugo de piña con un poco de agua natural y tomarlo entre horas o bien degustar una sola rodaja fresca al día después de la comida principal. En ningún momento optar por las latas de piña en almíbar, tengamos o no problemas de glucemia.

Algunos medicamentos como los anticoagulantes y antiplaquetarios, así como los antibióticos pueden interaccionar con la bromelina de la piña, por lo que se recomienda consultar a un experto antes de tomarla conjuntamente con dichos fármacos.

 

Belén GARCÍA LÓPEZ
Diplomada en Fisioterapia
Postgrado en Neurología
Graduada en Naturopatía
Homeópata
Nutricionista Experta en Macrobiótica