La espirulinaLa Espirulina, propiedades y versatilidad.

Se trata de un alga de la familia de las llamadas verde – azuladas. Es de agua dulce, detalle que la distingue del resto de las algas marinas, es decir, las de agua salada.

Muchas de sus propiedades terapéuticas son debidas a su curiosa capacidad para captar la energía solar. Es por ello que debe ser conservada en botes especiales protegidos de la luz natural para que no pierda las propiedades que durante tan largo tiempo ha absorbido mientras se encontraba en cultivo.

 

SUS 20 VIRTUDES

  1. Es un potente antioxidante debido a su intenso color verde, indicativo de la clorofila que contiene.
  2. Ofrece un plus de energía, por tanto, ayuda a combatir el cansancio diario al que estamos sometidos.
  3. Mejora los síntomas de la ansiedad.
  4. Ayuda a adelgazar y controlar el apetito, ya que sus mucílagos tienen alto poder saciante.
  5. Ideal como complemento multi-vitáminico y mineral para deportistas, ya que además es rica en calcio previniendo el desgasto óseo consecuencia del ejercicio continuo.
  6. Es de las pocas opciones dentro del mundo vegetal que contiene una buena fuente natural de vitamina B12.
  7. También posee hierro, así como la dosis de vitamina C necesaria para la absorción de dicho mineral.
  8. Su proteína es completa, es decir, posee todos los aminoácidos de la cadena en las cantidades requeridas.
  9. Es un buen regulador intestinal, ya que es rica en fibra.
  10. Activa la mente y la concentración, debido a su influencia sobre el sistema nervioso.
  11. Como es un alga de agua dulce, no lleva ni sal ni yodo.
  12. Contiene ácidos grasos esenciales como el omega 3 y el omega 6.
  13. Es considerada un superalimento a raíz de ser introducida por la NASA en la dieta de los astronautas.
  14. Muy adecuada para vegetarianos y veganos, gracias a su alta concentración en proteína.
  15. Protege contra todo tipo de radiaciones.
  16. Regenera las mucosas internas del organismo: gástrica, bucal, nasal e intestinal.
  17. Aumenta las defensas debido a la acción de los betacarotenos sobre el sistema inmune.
  18. Mantiene estables los niveles de glucemia, por su riqueza en carbohidratos complejos, por lo que es muy adecuada para diabéticos.
  19. Depura el organismo y elimina las toxinas acumuladas.
  20. Tiene propiedades antiinflamatorias, ideal en casos de artritis, gota y enfermedades degenerativas diversas como la artrosis.

 

IGREDIENTE EN LA COCINA

La espirulina la encontramos fácilmente en forma de polvo en los centros de dietética y herbolarios. Este hecho nos permite introducirla en nuestras recetas de forma muy sencilla y aportando un toque de distinción a nuestros platos, al mismo tiempo que nos aprovechamos de sus propiedades así como de su peculiar sabor, nada que ver con el resto de algas que conocíamos hasta ahora.

Aquí os dejamos unas cuantas ideas sencillas y sabrosas para ir comenzando:

  • Ensalada de hojas verdes

Un plato fresco, perfecto como entrante para la hora del mediodía, sólo necesitaremos unas hojas de acelgas tiernas cocinadas al vapor, un tomate tipo raff crudo cortado en dados muy pequeños, unos trozos de papaya fresca y dos puñados de judías de soja verde (mungo) ya cocidas.

Todo aderezado con un chorro de aceite de sésamo en crudo y una cucharada de espirulina espolvoreada por encima a la hora de emplantar.

  • Sopa de verano

Como alternativa al gazpacho o a cualquier otra sopa fría, tenemos este caldo elaborado a base de un sofrito de puerro, cuadraditos de tamaño mediano de pimiento italiano, un toque de cilantro recién molido, un toque de limón recién exprimido y una pizca de curry para darle un tono amarillo más vivo a este plato de verano.

Finalmente añadiremos nuestra cucharada de espirulina en polvo en el último momento, cuando la sopa ya esté más bien tibia y así al mezclar no se formarán grumos.

Otra alternativa a esta sopa ligera podría ser también al finalizar triturarlo todo y preparar una fina crema de textura muy agradable.

  • Fusilli a la espirulina

Escogeremos unos macarrones integrales de trigo tipo kamut, de vuestra forma preferida, en este caso hemos escogido los de tipo fusilli, pero pueden ser también rigatoni, lazos, penne, caracol… los que más os agraden. Y los prepararemos acompañados de una salsa pesto rosso, pero en esta ocasión en vez de ponerle albahaca substituiremos ésta por espirulina y además la enriqueceremos con eneldo, orégano y mejorana, más los ingredientes básicos del pesto que son los piñones, el ajo y los tomates secos ya puesto en agua un par de horas antes para que se rehidraten. Trituramos toda la mezcla de ingredientes y servimos la salsa por encima de nuestros macarrones integrales cocidos al dente.

Se trata pues de una nueva versión de salsa ligera adecuada para acompañar cualquier plato de pasta, resulta ideal también con tallarines de espelta.

  • Zumo verde

La espirulina se suma a una combinación de hojas de lechuga hoja de roble, una manzana tipo red chief, una pera conferencia, un trozo de apio aromático, una tacita de leche de coco y un vaso de zumo de naranja sanguina.

Simplemente todo pasado por la licuadora y servido al instante con un par de pajitas para darle un toque más atractivo.

  • Tostadas ligeras

Estas sanas tostadas las haremos introduciendo en el vaso batidor un aguacate, media cebolla morada dulce cortada muy fina, un chorro de zumo de pomelo rosa, una cucharadita de moca de raíz de jengibre rallada y 15 gramos de espirulina en polvo. Todo ello bien triturado hasta obtener una textura tipo crema.

Finalmente colocaremos la mezcla obtenida sobre una rebanada de pan germinado de centeno y para adornar pondremos unos trozos de piña fresca sobre la tostada para darle un punto exótico a la tapa.

  • Barritas energéticas

Os ofrecemos una alternativa saludable a las tradicionales barritas de tentempié para la media mañana; preparadas con espirulina, una mezcla de semillas de girasol, lino y calabaza, un plátano muy maduro y una cucharada de sirope de ágave.

Aplastamos todo el conjunto dándole forma alargada sobre un papel de horno y lo guardamos en la nevera unas horas antes de servir para que se deshidrate mínimamente y solidifique. También puede ponerse 3 minutos al grill previamente para darle un punto más crujiente.

  • Batido vegetal

Este smoothie tropical lo elaboraremos con los siguientes ingredientes; un mango, una taza de bebida de arroz, una cucharadita de espirulina y una rodaja de melón.

Batimos todo con la trituradora hasta que forme suficiente espuma y arriba del todo de la copa pondremos unos copos de coco deshidratado y unas virutas de chocolate negro con alto porcentaje de cacao.

 

Belén GARCÍA LÓPEZ
Diplomada en Fisioterapia
Postgrado en Neurología
Graduada en Naturopatía
Homeópata
Nutricionista Experta en Macrobiótica