Kuzu

Su nombre botánico es el de Pueraria hirsuta matsum o lobata. Es una especie de planta con flores perteneciente a la familia Fabaceae. Se considera una de las 50 hierbas fundamentales usadas en la medicina tradicional china donde se la conoce en chino como gé gēn, aunque su nombre común en numerosos países es el de kudzu.

KuzuSe trata de un almidón extraído de unas raíces volcánicas que son molidas, lavadas y secadas al aire libre. Crece especialmente en los bosques de China, Japón, India y del Sur de EE.U.U, pero en realidad es originaria de China. Sus raíces pueden alcanzar hasta dos metros de longitud sumergidas hacia la tierra. A partir de dichas raíces, una vez desecadas y molidas, se obtiene un polvo blanco conocido en Japón como Kuzu, del que se obtienen importantes virtudes nutricionales, sobretodo como reequilibrador de la flora intestinal, siendo habitual su consumo en combinación con la ciruela japonesa umeboshi o bien con salsa tamari.

Las raíces se recolectan en invierno y se les extrae el almidón. Queda un polvo terroso de color blanco que, protegido de la humedad, se conserva durante años. Este proceso requiere de varios meses y es totalmente artesanal.

Usos tradicionales

Nutricionalmente aporta hidratos de carbono, fibra, minerales y flavonoides. Mayoritariamente sus virtudes se deben a la gran cocentración en isoflavonas, destacando en un 60% de dichas isoflavonas la puerarina. También contiene daidzeína, un potente agente antiinflamatorio y antimicrobiano, además de daidzina, molécula relacionada estructuralmente con la genisteína; por ello también es útil en el tratamiento del alcoholismo.

Los componentes encontrados en las raíces de esta planta, afectan a los neurotransmisores cerebrales: serotonina, GABA y glutamato. De aquí que se haya demostrado su eficacia en el tratamiento de la migraña y la cefalea de tipo racimo.

KuzuEsta planta ya viene siendo estudiada y aplicada por la Medicina Tradicional China desde hace más de 2.500 años, debido a sus múltiples aplicaciones. En dicha cultura es usada como remedio tradicional para las resacas, así como en la prevención del exceso de consumo de alcohol, tabaco u otras drogas. Mientras que la flor se prepara como detoxicante del hígado para aliviar los síntomas de dicho consumo, evitando la involución hacia una hepatitis o una cirrosis.

Se utiliza también para tratar acúfenos, vértigo o el síndrome de distrofia muscular. Y también se recomienda como paliativo de alergias o en el tratamiento de trastornos intestinales diversos, ya sea estreñimiento como diarrea, por su efecto regulador. Incluso, en modelos de experimentación, se ha probado su utilidad en la prevención del Alzheimer.

Propiedades

  • Su función más importante es la de regular el funcionamiento intestinal ya que extrae el exceso de agua de los intestinos y los lubrifica, restaurando la fuerza del colon para que recupere los movimientos peristálticos y se cree un buen nivel de flora intestinal. Por todo ello, está especialmente indicado en el estreñimiento del intestino dilatado, provocado por un exceso de azúcares simples, harinas refinadas, café y bebidas artificiales. De la misma manera resulta muy útil en los casos de diarrea, espasmos intestinales, intestinos perezosos o gastroenteritis.
  • Muchas personas sienten gran alivio al tomarla cuando su estómago no tolera ningún líquido ni sólido. Incluso en casos de úlcera de estómago, la capa gelatinosa del kuzu protege las paredes del estómago y ayuda a cicatrizar la zona afectada al cabo de unas semanas.
  • Su alto contenido en fibra facilita que absorbamos menos grasas y azúcares.
  • También es de gran ayuda en caso de problemas respiratorios pulmonares como bronquitis, resfriados, tos, etc.
  • Alivia el cansancio crónico y potencia nuestro nivel de energía, ya que tiende alcalinizar el organismo. Por ello es ideal en casos de fatiga.
  • La decocción de la raíz tradicionalmente se ha utilizado para favorecer la transpiración y reducir la fiebre cuando se está constipado o con gripe, calmando a la vez los dolores asociados al estado gripal general como el dolor de cabeza, de espalda o muscular. En niños, debido a su alta naturaleza yang, resulta muy adecuado el carácter neutro del kuzu.
  • Los japoneses lo utilizan como relajante muscular y estimulante de la circulación sanguínea, aliviando la tensión muscular.
  • Su concentración en isoflavonoides ayuda en problemas relacionados con los vasos sanguíneos cerebrales como el cansancio ocular o el insomnio. Además resulta altamente eficaz en la disminución de las convulsiones y los espasmos de los niños, así como en la rigidez de los ancianos, ya que estabiliza y relaja el sistema nervioso vegetativo. También ayuda a la prevención de ataques cardíacos, porque por un lado relaja la arteria bucle y paralelamente activa la circulación sanguínea.

Preparación

Se utiliza tanto para preparar bebidas medicinales como para cocinar diversos platos, a modo de espesante natural.

COMO BEBIDA MEDICINAL

Se ha de diluir completamente una cucharadita de postre de kuzu previamente molido en una tacita de agua fría y después verterlo todo en un cazo de agua hirviendo. Mantendremos a fuego lento removiendo durante unos cinco minutos hasta que quede un líquido fino bien transparente y gelatinoso. Ha de tomarse caliente en ayunas. Podemos repetir las tomas hasta tres tazas al día en el caso de problemas de pulmón o de intestino delgado. Otra opción es añadirlo a una sopa de verduras al final de la cocción y utilizarlo como primer plato.

Aunque es totalmente ínsipido, a los niños les gusta más preparado con zumo de manzana en lugar de con agua, ya que le aporta un toque dulce. En caso de diarrea o de tos seca incluso se recomienda usar esta mezcla desde un principio.

Cuando hay malestar digestivo, como acidez o pesadez, suele funcionar mejor preparado con agua en la cual habremos añadido en frío una ciruela umeboshi y una cucharadita pequeña de tamari. Su sabor es muy fuerte, pero su efectividad se ve multiplicada.

Otra fórmula es preparar dicha mezcla de kuzu, umeboshi y tamari con té kukicha en vez de agua, de esta manera obtendremos un mayor efecto alcalinizante.

EN LA COCINA

Su capacidad de espesar, su textura gelatinosa, su falta de sabor y su ausencia de gluten lo convierten en un producto ideal para la preparación de multitud de recetas, tanto en repostería como en la cocina cotidiana de cada día.

Debemos disolverlo en un vaso con un poco de agua o caldo frío y luego añadirlo durante los últimos minutos de la cocción a las sopas, estofados, rellenos de tartas o pasteles. También sirve como aderezo de ensaladas o para la cocción de diversos pescados en la elaboración de salsas con mejor textura.

Su sabor neutro combina perfectamente con cualquier alimento dulce o salado y se digiere con facilidad gracias a su pureza.

Como referencia podemos decir que una cucharadita de kuzu equivale a una cucharada de harina de maíz o bien dos de trigo.

Arrurruz

El Kuzu o Kudzu también se conoce en algunos países como Arrurrut, Arrurruz o Arrurrout y esto puede dar lugar a confusión ya que a veces se refieren al Kuzu y otras veces no.

El Arrurruz es un almidón que tan sólo tiene valor culinario como espesante, pero no es medicinal, además es muchísimo más barato. Su nombre científico es Maranta arundinacea, aunque hay otros almidones que se llaman arruruz en Asia y Australia, cuyas especies provienen de los géneros Tacca, Hutchenia y Canna.

Por todo ello debemos estar seguros de que lo que realmente estamos comprando es la raíz pura del Kuzu, si queremos beneficiarnos de sus múltiples efectos saludables.

Conclusión

Tomando Kuzu a modo de tratamiento natural durante un tiempo conseguiremos regular nuestro intestino y se regenerarán las vellosidades de nuestra flora bacteriana, logrando en definitiva una mejor barrera intestinal que potencie la absorción de nutrientes y al mismo tiempo aumente nuestras defensas.

 

Belén GARCÍA LÓPEZ
Diplomada en Fisioterapia
Postgrado en Neurología
Graduada en Naturopatía
Homeópata
Nutricionista Experta en Macrobiótica