¿Qué es?
Durante miles de años el Kudzu es usado en la Medicina Tradicional China, donde se le conoce con el nombre de “Ge Gan”,  por sus diversas propiedades que se remontan ya al antiguo tratado de plantas “Shen Nong”, publicado alrededor del 100 ADC. Pero su uso no se refiere sólo a la práctica médica, sino  que también estamos hablando de una planta muy presente en la alimentación en Japón y China, como decíamos, desde hace más de 2.000 años.

kudzuDe su nombre se deriva la acepción Kuzu, pero también es conocida como Arrurrut, Arrurruz o Arrurrout, lo que a veces puede llevar a confusiones. De cara a sus virtudes terapéuticas, lo más recomendables es huir de la denominación Arrurruz, la más barata, ya que sólo se usa como espesante en la cocina. De hecho, cuando se recolectan las raíces en invierno, que pueden alcanzar el tamaño de una persona, el almidón que contienen en gran cantidad se separan mediante un proceso de elaboración del resto de la planta y la parte restante, de aspecto terroso se reserva a la aplicación terapéutica, estando dotada de un largo tiempo de conservación.

El Kudzu, por tanto, ha formado tradicionalmente parte de la alimentación popular en China y Japón, usándose para ello las hojas y los tallos, cocinadas como cualquier otra verdura.

Mención aparte merece el tratamiento de las raíces, que pueden pesar más de 200 Kg y medir más de 2 metros. Se les somete a un proceso de deshidratación y pulverización para, como decíamos antes, dedicar la parte del almidón a la industria alimentaria para espesar salsas y sopas y el resto a la industria de la salud.

Botánicamente, el Kudzu es una leguminosa tropical herbácea permanente, fuerte, adaptable y trepadora en cuanto a sus raíces, muy profundas.
Es originaria del Asia Sudoriental, Malasia e Indonesia, aunque es habitual encontrarla en toda la zona tropical mundial. Es una planta muy adaptable a todo tipo de tierras, excepto a los suelos especialmente alcalinos, ya que no tolera la salinidad. Es muy resistente a las infecciones por plagas y enfermedades y es del agrado de animales pequeños rumiantes para pastar.

Kudzu

Usos y aplicaciones
El Kudzu se utiliza, como ya hemos reiterado, en el mundo culinario, pero con él se fabrican bebidas medicinales que tradicionalmente se ha venido usando como tratamiento de las adicciones, como por ejemplo al tabaco o al alcohol.

Es importante también su uso como regulador intestinal, con efectos probióticos, pues favorece el mantenimiento de un nivel óptimo de la flora intestinal, así como el control de la diarrea o gastroenteritis, el estreñimiento, la aerofagia o gases, la digestión lenta, espasmos intestinales, etc.

El alivio que muchas personas sienten al tomarla cuando el sistema digestivo no tolera líquidos ni sólidos, se debe a su alto contenido en fibra, que  facilita una menor absorción de grasas y lípidos.

También es un buen anti-térmico y anti-gripal, calmando el dolor asociado a esos estados, así como anti espasmódico en casos de tos, bronquitis, rinitis, etc.

La Medicina China utiliza el Kudzu para lo que le denomina como síndrome de “Wei”, refiriéndose a un leve trastorno subcutáneo que ofrece un cuadro febril con dolor y sed.

También hay referencias en la MTC de buenos resultados en casos de migrañas, hipertensión cervical, angina de pecho, alergias, sarampión, etc..

Y como decíamos algunos párrafos atrás, se ha usado en Oriente para casos de alcoholismo, administrado en forma de te, conocido con el nombre de xing-jui-ling, cuya traducción literal significa “sobrio”.

Composición química
El kudzu es una planta de la familia de las leguminosas que contiene isoflavonas, glucósidos, hidratos de carbono, fibra y minerales, además de tener una alta concentración de proteínas y vitaminas A y D.

Como buena leguminosa, gracias a su capacidad de fijación del nitrógeno, se reproduce rápidamente, por lo que los ganaderos llevan sus rebaños a pastar en los campos donde crece con todos los beneficios que ello supone.

Otros usos
En la cocina, el  Kudzu es ideal para preparar salsas, purés, sopas, sustituyendo a harinas y almidones, por su cualidad espesante, (podríamos decir que hace la misma función que una dosis doble de trigo), además dar una textura especial por la gelatina que contiene y la ausencia de cualquier sabor.

Administración
La industria dietética lo puede comercializar en distintas formas de administración, pero lo habitual es diluir una cucharada pequeña en un vaso de agua fría, en casos de acidez, estreñimiento, digestiones pesadas, o en zumo de manzana en casos de tos o diarrea, y la mezcla calentarla a fuego lento pocos minutos hasta obtener una crema translúcida, momento en que se tomará, con una periodicidad de tres veces al día.

Jaume Queral Marco
Naturópata
Director de la Escuela Int. de Flores de Bach
Formador – Coaching Emocional