Guar y Glucomanano

Muchas personas, al pretender hacer una dieta, piensan que no estaría de más el poder dejar de sentir sensación de hambre ya que eso les facilitaría mucho las cosas.

Evidentemente, en una diete debe haber un equilibrio y no es en absoluto una solución llenar el estómago con algo que ni engorde ni alimente, pero también es cierto que en ciertos casos y aconsejadas por un profesional, algunas personas ingieren plantas saciantes.

Una de las más importantes es el Guar (Cynamopsis Tetragonolob), ya que al llegar al estómago, firma un gel viscoso que retrasa la absorción de grasas y azúcares. Paralelamente produce un efecto voluminizante, lo que prolonga la sensación de saciedad de la persona y le evita el hambre.

El Guar no sólamente está indicado en procesos de sobrepeso, también se usa en casos de hiperglucemia, hiperlipemia, en casos de exceso de acidez gástrica e incluso como regulador en cuadros de estreñimiento y diarrea.

Guar

No es una planta que produzca efectos secundarios como tal, salvo algo de flatulencia en algunos casos, pero se debe tener especial precaución si quien la ingiere, tiene o ha tenido problemas de estenosis esofágica, pilórica o intestinal, debido precisamente al efecto voluminizante que tiene. Igualmente, si la persona que la toma tiene diabetes, el médico debe estar informado, ya que deberá ser necesario que ajuste las dosis de insulina si lo considera necesario. Y otra consideración que se debe tener, es que debido a su efecto de retrasar la absorción intestinal de ciertos medicamentos como antidiabéticos, antiarrítmicos y antibacterianos (incluso en un 25%), no es recomendable su administración conjuntamente con ningún otro medicamento o producto fititerapéutico.

Para un correcto uso, se debe acompañar de abundante agua. Su uso (habitualmente en polvo) es de 4-5 g diluido en un vaso de agua o zumo, que se debe tomar lentamente media hora antes de las comidas. A continuación se beberán dos vasos de agua para lograr el efecto saciante deseado.

Por su parte, el Glucomanano (Amorphophallus Konjak), posee efectos similares como secuestrante y también retrasa la absorción de lípidos y glúcidos, pero en su caso, se añade un efecto laxante y suavizante.

Glucomanano

Las precauciones que se deben tener, son similares a las del Guar, y su dosificación, en polvo, sería de 500-750 mg acompañado también de abundante agua o zumo de frutas.

Pero no debemos olvidar que ambas plantas deben ser utilizadas con precaución, ya que debido a su efecto por el que se retarda la absorción, un abuso de ellas puede derivar en problemas nutricionales.

Por Rafael Sánchez
Naturópata
Madrid