Los problemas de circulación sanguínea se deben de modo general a múltiples factores de riesgo, entre los que destacan: edad, sexo, estatura, dieta inadecuada, poca ingestión de fibra, exceso de peso, niveles incrementados de colesterol y de triglicéridos, deficiencia de vitaminas y minerales, uso de anticonceptivos orales, embarazos, estilo de vida sedentario, estreñimiento y por supuesto, la genética familiar, entre otros1. Esto no significa que no podamos combatirlos ya que los mismos se pueden prevenir y/o tratar a tiempo.

Una de cada tres mujeres padece insuficiencia venosa, por lo que esta patología tiene mayor incidencia en el género femenino. Por ejemplo: la existencia de manos y pies fríos o la aparición de celulitis son un toque de atención para cuidar con más detalle esta parcela tan importante de la salud. El consumo de determinados nutrientes así como la limitación de otros puede ayudar a estimular la circulación sanguínea y linfática y; evitar la retención de líquidos; asociada con frecuencia a dicha condición2.

Los flavonoides son pigmentos naturales presentes en frutas, verduras y semillas; que van desde el color amarillo pálido o incoloro de los cítricos hasta el rojo o azulado de las bayas. Estos compuestosincrementan la elasticidad de las venas y aumentan la resistencia de los capilares sanguíneos; mejoran el tono venoso facilitando la circulación de retorno y previenen la formación de coágulos. Se encuentran en mayor concentración en uvas negras y mirtilos o arándanos; en los que se combinan con la vitamina C y la provitamina A para potenciar el efecto antioxidante; aunque también podemos encontrarlos en la cáscara de la naranja y en las semillas de pomelo, entre otros.

Los flavonoides forman parte de una clasificación mayor que engloba a los fenoles o compuestos fenólicos que constituyen uno de los grandes grupos de micronutrientes presentes en el reino vegetal, siendo parte importante de la dieta tanto humana como animal. Se trata de sustancias químicas consideradas metabolitos secundarios de las plantas con diferentes estructuras químicas y actividad y, que incluyen a más de 8000 compuestos distintos.

Como grupo integrante de esta extensa gama, los flavonoides favorecen la absorción de vitamina C y de otras vitaminas. Son coadyuvantes relevantes que muestran evidente mejoría clínica en procesos de: hemorragias, formación de várices y flebitis. Su acción antioxidante los convierte en grandes vasoprotectores capilares y venosos y, su efecto va más allá porque tienen propiedades antitrombóticas (previenen la agregación plaquetaria) y evitan la oxidación del colesterol LDL (colesterol malo) favoreciendo así toda la circulación sanguínea (venosa y arterial)3.

La insuficiencia venosa crónica es una condición prolongada de afectación en la circulación de las venas y la misma se debe a la obstrucción parcial de éstas o a las filtraciones de sangre alrededor de las válvulas venosas. Cuando este sistema no funciona bien, se producen alteraciones en las válvulas y el retorno venoso no se realiza adecuadamente. Es una enfermedad muy difundida y las estadísticas reportan que después de los 40 a 50 años, cerca del 60% de las mujeres y hombres tiene problemas de este tipo y los síntomas principales son: edemas, pesadez en las piernas y dolor localizado en tobillos y otras zonas de las extremidades inferiores.

Ante esta condición, aparecen complementos alimenticios o fármacos que contienen flavonoides, que ayudan a palear esta situación, considerándose ésta una  de las vías más efectivas. De ellos, el más conocido y empleado es la rutina, importante para la circulación dinámica. Ellos actúan aumentando la resistencia y mejorando la permeabilidad de la pared de los pequeños vasos y capilares con la consiguiente disminución de los síntomas de la insuficiencia venosa ya que las flavonas crean un by-pass suplementario sobre las cadenas del colágeno, y esto hace que las paredes de las arterias venosas se vean reforzadas4.

Uno de los complementos alimenticios que contiene flavonoides en gran proporción y alta calidad es el producto ARVENIM PLUS, de la marca KLEPSANIC. En su composición encontramos  extractos de plantas como el Castaño de Indias que presenta gran cantidad de flavonoides como: la quercetina y la rutina y, las Semillas de pomelo que también contienen flavonoides y Vitamina C; sinergia que asegura una mejor circulación venosa y arterial; además del gran efecto antioxidante y antiinflamatorio que ambos ejercen, previenen la formación de coágulos y la ruptura de capilares sanguíneos, ayudando a reparar los tejidos muscular, la piel y otros. En este producto también hay una gran concentración de taninos.

Por otra parte, los taninos tienen un efecto muy positivo sobre la insuficiencia venosa y otras alteraciones de la circulación sanguínea. Estos compuestos están presentes en una numerosa cantidad de plantas como: Castaño de indias, Hammamelis, Ratania, Granada, Zarzamora. Otros alimentos comunes que lo contienen en gran cantidad son: uvas y vino tinto, té, café, membrillo, caqui, manzana, grosella, arándano, fresa, espinacas, nueces y otros. También se encuentran en gran número de infusiones. Para identificarlos, cabe destacar su aspereza y sabor amargo al paladar.

Los taninos que son polifenoles se desprenden de las pieles, semillas y tallos cuando se empapan del zumo de la uva, justo después de que ésta ha sido prensada y es lo que le da a ciertos vinos como el Cabernet Sauvignon, su característica de astringencia o gran sequedad5.

Otras propiedades del tanino con impacto positivo para la salud humana además de ser un buen astringente;  se considera un hemostático local y cicatrizante ya que favorece la coagulación y curación de heridas; constituye un eficaz antiséptico local gracias a su capacidad de precipitar proteínas que les otorgan propiedades antibacterianas, aportando valor en el tratamiento de heridas y llagas de piel y mucosas; es antiinflamatorio y favorecedor del retorno venoso; y también un agente antioxidante lo que favorece un campo de acción terapéutica muy variado y extenso ya que esto incluye tratar desde la insuficiencia venosa crónica hasta el daño oxidativo presente en diversas enfermedades, procesos inflamatorios y degenerativos como: infarto al miocardio, arterioesclerosis, enfermedades autoinmunes, entre otros6.

Los flavonoides están presentes en plantas tan comunes como el té verde y el romero, donde se destaca su capacidad antioxidante y pro-longevidad por su gran importancia en la prevención y/o desaceleración de enfermedades diversas que pasan por la insuficiencia venosa crónica hasta la enfermedad de Alzeimer, fibromialgia, cáncer, entre otras. Estos estudios han sido realizados en modelos “in vitro” y “en vivo” pero los primeros son los únicos que confirman estas evidencias científicas, queda mucho camino aún por investigar. Algo similar pasa con los taninos porque los dos tienen estructura química muy similar, ambos son fenoles. Estos últimos también muestran un gran efecto antioxidante en las patologías antes mencionadas y cobran interés en afecciones comunes como: diarreas infecciosas, cólicos intestinales, flatulencia (exceso de gases) y estómago delicado. Con los taninos hay que remarcar que no se debe sobrepasar la dosis máxima adecuada ya que un exceso de los mismos pudiera alterar la absorción de hierro y de proteínas en el organismo8-9.

Bibliografía

  1. Azcona L. Insuficiencia venosa. Prevención y tratamiento. Farmacia profesional 2008; 22: 36-40.
  2. Alimentos que mejoran la circulación. (Nutrición). https://saludintegralencasa.wordpress.com/2011/11/02/alimentos-que-mejoran-la-circulacion-nutricion/. 2 de Noviembre 2011.
  3. Los flavonoides y su relación con la circulación sanguínea. https://www.blogdefarmacia.com/los-flavonoides-y-su-relacion-con-la-circulacion-sanguinea/. 2015.
  4. Acción del Mirtilo en la Circulación. https://www.naturesalud.com/accion-del-mirtilo-la-circulacion/. 13 de Febrero de 2017.
  5. The Editors of Encyclopaedia Britannica. Tannin. Biochemistry. https://www.britannica.com/topic/tannin
  6. Zuñeda R. Beneficios y propiedades de los taninos. De: http://www.enbuenasmanos.com/propiedades-de-los-taninos
  7. Scalbert A. Antimicrobial properties of tannins. Science Direct. 15 de Mayo de 2001.
  8. de Queiroz C.,Vasconcelos D., Da Silva T. Levels of Tannins and Flavonoids in Medicinal Plants: Evaluating Bioprospecting Strategies. Evid Based Complement Alternat Med. 2012: 434782.
  9. de Sousa Araújo TA1, Alencar NL, de Amorim EL, de Albuquerque UP. A new approach to study medicinal plants with tannins and flavonoids contents from the local knowledge. J Ethnopharmacol. 2008 Oct 30;120(1):72-80.

Autora
Ilquia Baluja Conde
Licenciada en Bioquímica