Efecto antidepresivo del azafrán
El efecto antidepresivo del azafrán es equiparable a la fluoxetina e imipramina, en casos de depresiones de leves a moderadas.

El azafrán (Crocus sativus L.), es una planta bulbosa, que florece en otoño, conocido desde la antigüedad por su perfume y sus propiedades medicinales.

Se cultiva principalmente en España desde el siglo X (Teruel, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Toledo, Murcia, Alicante, Valencia), Italia (los Abruzzos), Francia (Loiret, Seine, Marne, Eure, Loire), Grecia, China, Estados Unidos y especialmente Irán. El nombre proviene del árabe Acfar, que significa amarillo.

AzafránLa parte utilizada está constituida por unos filamentos de color rojo-anaranjado oscuro (estigmas), unidos a otros más delgados de color amarillo (estilos) desecados y ocasionalmente también se utilizan los pétalos.

Cada estilo termina en tres estigmas de forma tubular, ensanchados en su terminación en forma de trompa, con los bordes dentados y estriados; olor agradable y sabor amargo, tiñendo la saliva de amarillo (1 mg colorea 700 g de agua). Los estilos y estigmas de azafrán constituyen una de las especias con un precio más elevado, se calcula que para recoger 1 Kg es necesario recolectar más de 100.000 flores.

El principal componente del poder colorante del azafrán está constituido por la crocina o crocósido, un pigmento carotenoide. Además también existen otros carotenoides como el α- y β-caroteno, licopeno y zeaxantina. El sabor amargo y su olor característico, viene dado fundamentalmente por el procrocósido, que por hidrólisis ácida da glucosa y un aldehído: el safranol, que comprende cerca del 60% de la fracción volátil. El azafrán es además una interesante fuente de riboflavina (100 μg/g).

En medicina popular se ha utilizado como antiespasmódico, eupéptico, anticatarral, carminativo, diaforético, expectorante, estimulante, protector gástrico, afrodisíaco, emenagogo, protector gingival, analgésico y sedante.

Experimentalmente se ha comprobado su acción hipolipemiante, hipoglucemiante, citotóxica, antioxidante, hepatoprotectora, neuroprotectora, antiinflamatoria y oxigenante tisular.

En la actualidad, estudios preclínicos y clínicos indican que tanto los estigmas, como los pétalos de azafrán tienen una acción antidepresiva.

Se han realizado distintos estudios que comparan la eficacia del azafrán, con la de fármacos de síntesis química utilizados como antidepresivos. Akhondzadeh et. al (2004), compararon la eficacia de los estigmas de azafrán, administrados en cápsulas de 30 mg/día, frente a cápsulas de imipramina 100 mg/día, durante 6 semanas. El azafrán en esta dosis presentó una eficacia similar a la imipramina en el tratamiento de la depresión de leve a moderada. En el grupo de la imipramina se observaron efectos secundarios como sequedad en la boca y sedación.

En otros estudios se han utilizado los pétalos: Akhondzadeh et al (2007), comparados en este caso con la fluoxetina. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente para recibir una cápsula de 15 mg de pétalos de azafrán (mañana y tarde) (Grupo 1) y fluoxetina 10 mg (mañana y tarde) (Grupo 2) durante 8 semanas. Al final del ensayo, los pétalos de azafrán tuvieron una eficacia similar a la fluoxetina en el tratamiento de la depresión leve a moderada. Además, en ambos tratamientos, la tasa de remisión fue del 25% y no hubo diferencias significativas en los dos grupos en términos de efectos secundarios observados.

Otro estudio realizado por Moshiri et al (2006), produjo un resultado significativamente mejor en la Hamilton Depression Rating Scale que el placebo, utilizando en este caso una única cápsula diaria con 30 mg de pétalos de azafrán, durante 6 semanas.

Los resultados tanto del ensayo realizado por Moshiri et al. utilizando los pétalos, como el realizado por Akhondzadeh et al. con los estigmas hace pensar que, inicialmente, tanto los pétalos como los estigmas de azafrán tendrían un efecto muy similar en el tratamiento de la depresión.

Dentro de los efectos secundarios de fármacos antidepresivos como la fluoxetina, se encuentran determinadas disfunciones sexuales, para valorar los efectos sobre esta condición, se le administró a treinta y ocho mujeres con depresión mayor, estabilizadas con fluoxetina (40 mg/día), que estaban experimentando sensaciones subjetivas de disfunción sexual 30 mg/día de azafrán, los resultados cumplen parámetros de seguridad y eficacia en cuanto a la mejora de los problemas sexuales inducida por la fluoxetina, incluyendo la excitación, la lubricación y el dolor.

En un estudio similar, esta vez en el caso de hombres, la toma de 15 mg de azafrán, dos veces al día, durante 4 semanas, resultó ser un tratamiento eficaz y tolerable para la disfunción eréctil relacionada con la fluoxetina.

Fukui et al (2011) han demostrado que el olor del azafrán origina efectos fisiológicos y psicológicos en las mujeres, sugiriendo que este hecho puede ser efectivo para tratar el malestar menstrual. Previamente, ya se había comprobado la efectividad del azafrán ( 15 mg dos veces al día, durante dos meses) en el alivio de los síntomas del síndrome premenstrual, relacionados con el estado de ánimo, irritabilidad y labilidad emocional. Agha-Hosseini (2008).

BIBLIOGRAFIA

– Abdullaev FI, Espinosa-Aguirre JJ. Biomedical properties of saffron and its potential use in cancer therapy and chemoprevention trials. Cancer Detection and Prevention. 2004;28(6):426–432
– Agha-Hosseini M, Kashani L, Aleyaseen A, Ghoreishi A, Rahmanpour H, Zarrinara AR, Akhondzadeh S. Crocus sativus L. (saffron) in the treatment of premenstrual syndrome: a double-blind, randomised and placebocontrolled trial. BJOG. 2008 Mar;115(4):515-9.
– Akhondzadeh Basti A, Moshiri E, Noorbala AA, Jamshidi AH, Abbasi SH, Akhondzadeh S. Comparison of petal of Crocus sativus L. and fluoxetine in the treatment of depressed outpatients: a pilot double-blind randomized trial. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2007 Mar 30;31(2):439-42.
– Akhondzadeh S, Fallah-Pour H, Afkham K, Jamshidi AH, Khalighi-Cigaroudi F. Comparison of Crocus sativus L. and imipramine in the treatment of mild to moderate depression: a pilot double-blind randomized trial. BMC Complement Altern Med. 2004 Sep 2;4:12.
– Akhondzadeh S, Tahmacebi-Pour N, Noorbala AA, Amini H, Fallah-Pour H, Jamshidi AH, Khani M. Crocus sativus L. in the treatment of mild to moderate depression: a double-blind, randomized and placebo-controlled trial. Phytother Res. 2005 Feb;19(2):148-51.
– Berdonces J.L. Gran Enciclopedia de las Plantas Medicinales. Madrid. Tikal: 1999.
– Fukui H, Toyoshima K, Komaki R. Psychological and neuroendocrinological effects of odor of saffron (Crocus sativus). Phytomedicine. 2011 Jun 15;18(8-9):726-30.
– Kashani L, Raisi F, Saroukhani S, Sohrabi H, Modabbernia A, Nasehi AA, Jamshidi A, Ashrafi M, Mansouri P, Ghaeli P, Akhondzadeh S. Saffron for treatment of fluoxetine-induced sexual dysfunction in women: randomized double-blind placebo-controlled study. Hum Psychopharmacol. 2013 Jan;28(1):54-60.
– Modabbernia A, Sohrabi H, Nasehi AA, Raisi F, Saroukhani S, Jamshidi A, Tabrizi M, Ashrafi M, Akhondzadeh S. Effect of saffron on fluoxetine-induced sexual impairment in men: randomized double-blind placebo-controlled trial. Psychopharmacology (Berl). 2012 Oct;223(4):381-8.
– Moshiri E, Basti AA, Noorbala AA, Jamshidi AH, Hesameddin Abbasi S, Akhondzadeh S. Crocus sativus L. (petal) in the treatment of mild-tomoderate depression: a double-blind, randomized and placebo-controlled trial. Phytomedicine. 2006 Nov;13(9-10):607-11.
– Noorbala AA, Akhondzadeh S, Tahmacebi-Pour N, Jamshidi AH. Hydroalcoholic extract of Crocus sativus L. versus fluoxetine in the treatment of mild to moderate depression: a double-blind, randomized pilot trial. J Ethnopharmacol. 2005 Feb 28;97(2):281-4.
– Vanaclocha B, Cañigueral S. (Eds.) Fitoterapia: Vademécum de prescripción.4ª Edición. Barcelona. Masson: 2003.

José Daniel Custodio
Licenciado en Biología
Máster en Fitoterapia Clínica