Algas: Favorecen al aumento de concentración y generan interés sobre las actividades de tipo intelectual (leer, redactar, etc.).

Anís Verde: Ayuda a descansar la vista; calma los calambres, gases, dolores abdominales, dolores menstruales, náuseas y dolores de garganta. Así mismo, por su efecto diurético evita la retención de líquidos.

Albahaca: Se utiliza para el dolor de cabeza y migrañas, también para la fatiga mental.

Aceites esencialesAngélica Sinensis: Ayuda a contactar con lo divino.

Bergamota: Eleva el espíritu, refresca, equilibra el resto de aceites esenciales en una mezcla y relaja. Es muy útil para casos de depresión, ansiedad y tensión. Propiedades antisépticas. Ideal para el cuidado de pieles grasas y manchadas. En preparaciones de crema se aplica para el tratamiento de eczemas, psoriasis y acné. Es sumamente efectivo en baños de inmersión y rociado en la habitación o ambiente de trabajo.

Camolina: Tensión premenstrual, indigestión, moderadamente antialérgico, rinitis o polinosis (fiebre del heno), acné, eczema y otras alteraciones cutáneas.

Canela de Ceilán: Afrodisíaco y estimulante mental. Antiséptico, excelente para la prevención de gripes y resfriados.

Cedro: Efecto sedante indicado para el estrés, se suele combinar con lavanda. Calmante, armonizante, tónico respiratorio. Se usa como complemento para el tratamiento de caída del cabello y caspa. Beneficioso para el cuidado de pieles grasas y manchadas.

Ciprés: Duelos u otras etapas de cambio. Antiséptico, antiespasmódico, diurético, antirreumático. Útil para el tratamiento del asma, bronquitis, tos convulsa y enfisema.

Clavo de Olor: Agotamiento mental para dejar de fumar.

Enebro: Actúa sobre los planos mentales, emocionales y físico, alivia situaciones de confusión y cansancio. Desintoxicante. Restaura el equilibrio psíquico. Ideal para baños y masajes para la celulitis. Propiedades diuréticas.

Eucaliptus: Actúa en el aparato respiratorio. Es descongestivo. Potente antiséptico y descongestionante. Utilizar en el hornillo donde hay enfermos.

Geranio: Antidepresivo, relajante y para restaurar y estabilizar emociones. Equilibrante mental, físico y emocional. Ayuda a regular las funciones hormonales. Es diurético y astringente. Masajear en las zonas con celulitis.

Incienso: Calmante. Ayuda a la meditación. A nivel piel se incluye en cremas rejuvenecedoras. Previene las estrías.

Jazmín: Depresión, especialmente posparto ya que favorece la contracción durante el parto. Afrodisíaco y al mismo tiempo relajante. Ideal para el cuidado de la piel, en especial las pieles secas.

Jengibre: Dolores reumáticos y musculares, agotamiento sexual y físico.

aceites esencialesLavanda: Es un sedante muy efectivo, se utiliza en problemas de insomnio. Ayuda a balancear estados emocionales como histerias, depresiones. Calma y relaja. Es un limpiador. Liberador de tensiones, reparador excelente para los músculos cansados, cicatrizante, ideal para quemaduras.

Lemongrass: Se usa en la fatiga mental es un estimulante mental.

Limón: Estimulante mental, antiséptico, astringente, cicatrizante. Purificante. Estimulante del sistema linfático. Antiácido. Es ideal para dar un toque fresco a las composiciones de fórmulas aroma-terapéuticas.

Mandarina: Calmante y sedante para la ansiedad, brinda alegría. Mejorana: actúa mejorando estados de soledad.

Manzanilla Romana: Se utiliza contra los dolores estomacales, dolores musculares, dolores a las articulaciones, fiebre y para disminuir la irritación y/o proteger las pieles sensibles. Relajante, efectos calmantes sobre la mente y el cuerpo. Se aplica para los estados de enojo y humor colérico. Ideal para proteger pieles secas. Reparador del sueño.

Melisa: Calmante. Su aroma es suave y exquisito. Ideal para proteger la piel del frío.

Menta Piperita: Estimula el cerebro, ayuda a despejar los pensamientos, despierta por su efecto estimulante y refrescante. Excelente para despejar la cabeza. Alivia el síndrome del viajero.

Mejorana: Dolores menstruales, cefaleas, afecciones faríngeas, moderadamente sedante, inductor del sueño, calorífero, mejora la circulación, algunas infecciones fúngicas (como las aftas), acné.

Naranja o Naranja Amarga: Es antidepresivo y restaura elevando el espíritu.

Pino: Estimulante del sistema nervioso, brinda energía y bienestar. Angustia e insomnio.

Neroli: Insomnio, ansiedad, depresión, moderadamente calorífero, mejora la circulación sanguínea, acné. Leve analgésico en tensión, dolor premenstrual o dolor de espalda.

Patchouli: Antidepresivo que también se usa para contrarrestar los problemas de hongos, la caspa y los signos del envejecimiento. Calma y levanta el espíritu. Para acompañar los procesos de aprendizaje. Permite la liberación de fluidos en casos de edema, obesidad y retención de líquidos.

Romero: Estimula la memoria, la claridad mental, procesos creativos es un protector psíquico y un estimulante físico. Tonifica y levanta. Estimulante a nivel cardíaco, hepático y biliar. Se usa para el cabello agregando unas gotas en el champú.

Rosa: Sinusitis y afecciones faríngeas, congestión, edema palpebral, hinchazón facial, algunos problemas circulatorios (incluida fragilidad capilar), moderadamente sedante, inductor del sueño, tensión o dolor premenstrual, antidepresivo, síntomas menopáusicos, disminución de la libido, anorexia nerviosa. Propiedades femeninas y sensuales. Excelente para pieles secas, maduras o envejecidas.

Salvia: Armoniza la sexualidad por relajante y distiende la energía sexual. Calmante, antidepresivo, para todo tipo de stress y tensión. Es útil en el tratamiento del asma, infecciones de la garganta y cuidado de la piel. Agregar unas gotas en el enjuague después del champú para cabellos grasos y caspa.

Sándalo: Propiedades sensuales, meditación, aquieta los pensamientos, es ansiolítico y antidepresivo. Piel seca o cuarteada, acné, induce la relajación durante la meditación, afrodisíaco. Armonizador, ayuda a la meditación.

Tea Tree o Árbol del Té: Potente antiséptico. Excelente para el tratamiento de todas las afecciones de la piel por sus propiedades antisépticas, antivirales, antimicóticas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

Tomillo: Antiséptico de vías respiratorias y antitusivo. Es tónico y energizante en el nivel físico, mental y emocional, mejora la memoria.

Vetiver: Es un relajante profundo, balancea energía de grupo. Puede ser afrodisíaco. Preventivo de infecciones en general, reforzando el sistema inmunológico. Purificador pulmonar, estimulante de la circulación sanguínea.

Ylang-Ylang: Antidepresivo y sedante. Actúa sobre las dificultades sexuales por estrés y ansiedad. Es utilizado en estados de tensión nerviosa, insomnio e hiperactividad. Es un aceite exótico, con características sensuales y afrodisíacas. Excelente para el cuidado de la piel. Para dar un toque floral a las fórmulas en las que participa.

Belén García López
Diplomada en Fisioterapia
Graduada en Naturopatia
Homeópata
Nutricionista Experta en Macrobiótica