depresivoA) ANTIDEPRESIVO
Algunos estudios han demostrado que el 5-HTP es un elevador del ánimo efectivo, debido a su efecto potenciador sobre los niveles de serotonina cerebral.

B) PROMOTOR DEL SUEÑO
Se convierte eficazmente en el cerebro en serotonina, que es un potente agente tranquilizante. La serotonina es un pre¬cursor de la melatonina, una hormona promotora del sueño que esta involucrada en el establecimiento del ciclo circa¬diano (sueño-vigilia).

C) EFECTO ANTIANSIEDAD
A través de la elevación de la serotonina cerebral, un potente relajante cerebral y del sistema nervioso, se alcanza un importante efecto tranquilizante.

D) TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO
Los niveles de serotonina en el cerebro están a menudo deprimidos en personas con alteraciones tales como trastornos obsesivo-compulsivos, comportamiento agresivo y trastornos de la alimentación (por ejemplo, bulimia y anorexia). La investigación sugiere que el 5-HTP es a menudo una ayuda en cl tratamiento de estas afecciones.

Usos potenciales del 5-HTP:

• Depresión
• Insomnio
• Ansiedad y tensión nerviosa
• Trastornos de la alimentación (por ejemplo, anorexia y bulimia)
• Trastorno obsesivo
• Comportamiento agresivo .

Ingesta recomendada:
100 – 300 mg al día o según necesidad (tomados en ayunas)

Precauciones:
No debe utilizarse cuando se están tomando fármacos antidepresivos o tranquilizantes prescritos sin el consentimiento de un profesional de la medicina cualificado. En caso de producirse náuseas o diarrea, u menudo se sugiere reducir la dosis para posteriormente volver a aumentarla de forma gradual.

Bibliografía:
Maes M, et al, Neuropsycholphartnacology, 15, 4, 1996, pp 340-348.
Poeldinger W, et al, Psychopathology. 1991; 24: 53-81.
LevkovitzY, et al, 15, 5, 1994, pp 635-641.
Zmilacher K, et al, Neuropsychobiology. 1988; 20: 28-35.
Takahashi S, et al, Psychiat Res 1975; 12: 177-87.
Kielholz P, Psychopathology, 19, 2, 1986, pp 194-200.
Touret M, el al, Exp brain Res, 86, l, 1991, pp 117-124.
Byerley W, et al, 1 Clin Psychophannacol 1987; 7: 127-37.
Van Praag H, Biol Psychiatry. 198 I; 16: 291-3 10.
Goldbloom D, et al, J Psychosom Res, 40, 3, 1996. Pp 289-297.
Kahn Rand Westenberg H, 1 Affect Disord, 1985; 8: 197-200.
Cangiano, C et al, Med Hypoth. 1990; 31: 233-42.
Van Praag H, Psychopharmacol BuII. 1984; 20: 599-602.
HoshinoY, el al, Ipn 7 Psychosom Med. 1979; 19: 283-93.
Li Kam Wa T, el al, Br 1 Clin Phannacol. 1995; 39:327-29.
Huether G, el al, Psychophannacol (Germany). 1992; 109: 442-32

Información facilitada por Solgar España