ProstatitisProstatitis

Existen ciertas naciones donde la prostatitis o el cáncer de próstata es especialmente elevado mientras que en otros lugares los indices de afecciones de la próstata es mucho menor. Estudios bien documentados han demostrado que la alimentación desempeña un papel primordial en la prevención y control de las enfermedades de la próstata.

Así, por ejemplo, los casos de próstata son mucho menores en las cultural orientales, como el Japón o la China lugares donde el tipo de alimentación se basa en el uso de ciertos vegetales que parecen ser fundamentales en la prevención de estas enfermedades. Otras culturas, como la norteamericana, cuya alimentación se basa en un consumo desmesurado de grasas animales, donde este tipo de enfermedades es mucho más frecuente.

Aunque la incidencia de estas patologías no se deben su totalidad a este factor nutricional, si cabe pensar que ciertos nutrientes pueden reequilibrar la función prostática.

ORTIGA
De esta planta tan apreciada, destacamos en su composición en la hoja clorofila (a y b) (2,5-3%), carotenoides (beta-caroteno), flavonoides derivados del quercetol, kenferol y ramnetol. También una cantidad considerable de sales minerales (Fe, Ca, Si, S, K, Mn), ácidos orgánicos (gálico, fórmico, acético), mucílago y sitosterol. De la raiz destacan sus polisacáridos, glucósidos y lignanos. de su fruto destaca su mucílago, las proteínas el ácido linoleico y un 0,1% de tocoferoles.

A la Ortiga se le reconoce una acción diurética y antiinflamatoria y relajante, en particular del tejido prostático, pero también de la musculatura uterina.

También destaca (ESCOP) la prevención de la formación de litiasis y en episodios de enfermedades de naturaleza inflamatoria de las vias urinarias, y como coadyuvante en el tratamiento de afecciones reumáticas.

SABAL SERRULATA
Asiste a las tiroides en el desarrollo sexual correcto, normalizando las funciones de las glándulas sexuales y órganos reproductivos. Esta acción se ha constatado a partir de los estudios efectuados con esta baya en lasdisfunciones prostáticas benignas (hiperplasia).

Se observó que  estas sustancias ayudaban a mantener los testículos más funcionales y un nivel de andrógenos  (por estimulación de segregación de dihidrotestosterona) y estrógenos plasmáticos adecuado.

Así,se considera que el Saw palmeto mantiene acción fisiológica en casos de disfunciones atróficas testiculares, de impotencia ,en inflamaciomnes prostáticas (hiperplasia), en casos de líbido bajo y como afrodisíaco.

SEMILLAS DE CALABAZA
Las semillas de calabaza, también llamadas pipas, y especialmente su germen, contienen hasta un 35% de aceite; prótidos ricos en aminoácidos esenciales; y cucurbitacina, principio activo que presenta las siguientes propiedades e indicaciones:

Antiprostáticas: la afección más frecuente de la próstata, el adenoma (tumoración benigna), por: pérdida de fuerza en el chorro de la orina; polaquiuria (necesidad de orinar a menudo y solo una escasa cantidad), especialmente por la noche y después de viajes sentado; y en casos avanzados, imposibilidad completa de orinar.La cucurbitacina contenida en las semillas de calabaza actúa en particular sobre la próstata, desinflamándola y frenando su hipertrofia (crecimiento excesivo). Esto se debe a que la cucurbitacina bloquea la división de las células glandulares de la próstata (acción antimitótica), con lo que frena el crecimiento de esta importante glándula.

Antiinflamatoria urinaria: el principio activo de las semillas de calabaza actúa asimismo sobre la vejiga de la orina, desinflamándola y relajándola. De ahí que las pipas de calabaza se hallen indicadas en caso de cistitis, infecciones urinarias, incontinencia urinaria, cistocele (desprendimiento de la vejiga urinaria), vejiga neurógena (irritación que se manifiesta por un deseo constante de orinar). Vermífuga:

La cucurbitacina actúa soltando la cabeza de la tenia (solitaria) de la pared del intestino. Resulta asimismo efectiva contra otros parásitos intestinales, como los áscaris. Una vez sueltos los gusanos, se debe administrar un purgante para favorecer su expulsión. La eficaz acción vermífuga de las semillas de calabaza se halla exenta de riesgos. Por eso las pipas de calabaza resultan ideales para los niños que sufren de parásitos intestinales, en especial tenias o áscaris (lombrices).

PYGEUM AFRICANUM
El extracto de Pygeum africanum o ciruelo africano se ha utilizado desde hace 40 años en los síndromes prostáticos, tanto para aliviar los síntomas de la hiperplasia prostática benigna, regenerando y estimulando el tejido glandular demanera que pudiera evitar la inflamación y la tensión de esta, así como en la mejora de los síntomas funcionales del adenoma prostático.

El descubrimiento de este vegetal se hizó cuando se detectó algunas tribus africanas lo utilizaban para aliviar la nicturia en ancianos.

En la planta destacan los siguientes componentes:
triterpenos, taninos, ácido ursólico y alfa-hidroxiursólico, n-docosanol, n-docosil transferulato, beta-sitosterona y también n-tetracosanol.

Los fitosteroles parece que puedan inhibir la síntesis de prostaglandinas en el tejido prostático.
Los terpenos pentacíclicos poseen efecto anti-edemoso.
Los esteres del ácido ferrúlico (n-docosil transferulato) se sabe que controla las acciones de la testosterona en la próstata.
Los ácidos grasos (n-docosanol) pueden tener efecto antiviral y anti-inflamatorio.

Se han efectuado numerosos ensayos clínicos con esta planta, con un resultado muy satisfactorio, mejorando la nicturia en un 19%, el volumen residual de orina en un 24% y aumento del flujo de micción en un 23%.
Además, se ha demostrado experimentalmente que el Pygeum posee un efecto antiproliferativo sobre los fibroblastos que intervienen en la patogénesis del adenoma prostático.

Así, se ha determinado el beneficio del Pygeum en los transtornos miccionales sin repercusión orgánica (polaquiuria, disuria, residuo vesical postmiccional), en la preparación a intervención quirúrgica de adenomectomía y en las secuelas de prostatectomía.

Además, se ha observado que la acción bio-activa del Pygeum se potencia combinándose con la Urtica Dioica (Ortiga) como con el Sabal Serrulata.

BIBLIOGRAFÍA
Pygeum africanum for benign prostatic hyperplasia.
(PMID:11869585)Wilt T, Ishani A, Mac Donald R, Rutks I, Stark GThe Cochrane database of systematic reviews [2002;(1):CD001044]
Pygeum africanum for the treatment of patients with benign prostatic hyperplasia: a systematic review and  meta-analysis.
(PMID:11099686)Ishani A, MacDonald R, Nelson D, Rutks I, Wilt TJThe American journal of medicine [2000 Dec 1;109(8):654-64]
Phytotherapy in the treatment of benign prostatic hyperplasia.
(PMID:11753128)Lowe FC, Fagelman ECurrent opinion in urology [2002 Jan;12(1):15-8]
A scientific basis for the therapeutic effects of Pygeum africanum and Serenoa repens.
(PMID:10929430)Levin RM, Das AKUrological research [2000 Jun;28(3):201-9]
Efficacy & safety PRO 160/120 (combination sabal and urtica extract) in patients with lower urinary tract symptoms (LUTS).
(PMID:12807343)Bondarenko B, Walther C, Funk P, Schläfke S, Engelmann UPhytomedicine : international journal of phytotherapy and phytopharmacology [2003;10 Suppl 4:53-5]
A critical review of the pharmacology of the plant extract of Pygeum africanum in the treatment of LUTS.
(PMID:17397059)Edgar AD, Levin R, Constantinou CE, Denis LNeurourology and urodynamics [2007;26(4):458-63;
Potential efficacy of some african plants in benign prostatic hyperplasia and prostate cancer.(PMID:23713889)Russo GI, Cimino S, Salamone C, Madonia M, Favilla V, Castelli T, Morgia GMini reviews in medicinal chemistry [2013 Oct;13(11):1564-71]
Saw palmetto for the treatment of men with lower urinary tract symptoms.(PMID:10751846)Gerber GSThe Journal of urology [2000 May;163(5):1408-12]
The role of a lipido-sterolic extract of Serenoa repens in the management of lower urinary tract symptoms associated with benign prostatic hyperplasia.(PMID:15291864)Gerber GS, Fitzpatrick JMBJU international [2004 Aug;94(3):338-44]
Serenoa repens for benign prostatic hyperplasia.(PMID:12137626)Wilt T, Ishani A, Mac Donald RThe Cochrane database of systematic reviews [2002;(3):CD001423]
Saw palmetto and benign prostatic hyperplasia.(PMID:15344416)

Artículo informtivo proporcionado por Espadiet

 

Publicidad:

[pro_ad_display_adzone id=”14284″]