Dolores articularesNutrición activa para el dolor y recuperación articular y tisular

Tanto en la artrosis (desgaste articular), como en las lesiones, (en particular la de los deportistas, como tendinitis, esguinces, micro-fracturas etc.), de los diferentes tejidos (tendones, músculos), requieren de una nutrición específica de nutrientes viscosos y del control de la inflamación, ayudando a reducir la recuperación y fortaleza tisular, articular u ósea.

Glucosamina, Condroitina, Colágeno, ácido Hialurónico Y MSM

Los Sulfatos de Glucosamina y Condroitina apoyan activamente la capacidad del tejido cartilaginoso a almacenar líquidos corporales y la absorción de nutrientes, además de ser precursores y componentes del colágeno y ácido hialurónico.

Apoyan activamente la capacidad del tejido cartilaginoso a almacenar líquidos corporales y la absorción de nutrientes, además de ser precursores y componentes del colágeno y ácido hialurónico. No sólo son componentes básicos del tejido cartilaginoso, sino que también están contenidos en tendones, ligamentos, huesos, tejido conjuntivo, en paredes de los vasos y en la dermis. Apoyan el crecimiento del cartílago y fomentan la salud de las articulaciones, huesos y tejidos.

El colágeno es una proteína estructural que une las células, y garantiza la fortaleza y dureza de huesos, tendones y cartílagos. Interviene en la formación de queratina y elastina, que incluyen los tejidos conjuntivos permitiendo también la fijación del calcio en la célula ósea.

El ácido hialurónico es uno de los componentes del líquido sinovial y está presente en el cartílago de las articulaciones. Presenta función estructural de visco-suplementación, protegiendo los tejidos. Es un lubricante inteligente. Fomenta además la creación de colágeno mediante esponjamiento de los fibroblastos y en caso de necesidad, se adapta formando parte de este cubriendo los espacios vacíos de colágeno. Es muy interesante la terapia en el tratamiento de esguinces y
similares.

El MSM es el elemento clave de protección y fomentación de nuevo colágeno, que garantiza la integridad y resistencia del colágeno y el ácido hialurónico.

Extractos De Harpagofito, Cúrcuma y Jengibre

Estas plantas contienen principios activos con efectos antiinflamatorio y analgésico.

Para las personas que sufren artrosis, las curas con estas plantas suponen por lo general un gran alivio que puede ayudar a reducir las dosis de fármacos.

La acción antiinflamatoria y anti-dolor mantenidas se basan en la inhibición de las enzimas y otras substancias irritativas e inflamatorias. En tratamientos prolongados, demuestra poseer la capacidad de recuperación funcional motriz y el fortalecimiento del tejido conjuntivo por la inhibición y eliminación de sustancias responsables de la acción infamatoria y deformante.

Artículo informativo proporcionado por Espadiet.

Publicidad:

[pro_ad_display_adzone id=”14348″]