Estudiar mejor¿Sabía usted que los problemas de aprendizaje, se pueden tratar con remedios florales?

También la falta de atención, los miedos frente a los exámenes e incluso los bloqueos que algunos chicos o jóvenes muestran en el estudio pero que se deben a problemas familiares.

Las esencias florales equilibran y liberan la mente, promueven y despiertan nuevamente el placer de estudiar. En la medida en que el niño o el joven siente que las cosas van saliendo mejor, se reaviva su entusiasmo, su deseo de saber y el eterno desafío que significa seguir progresando.

Asimismo, se corta el círculo vicioso que se establece con sus padres, que preocupados por la situación conflictiva, entran en una actitud de persecución en la cual al final, en lugar de beneficiarse, todos terminan en una situación de desequilibrio familiar.

Las esencias florales facilitan el trabajo a padres y educadores en la medida que proveen para el alumno las mejores condiciones para conocerse mejor, e integrarse a una dinámica educacional provechosa. No importa la edad ni otros tratamientos en curso, porque las esencias no tienen contraindicaciones. Sólo hay que tener la precaución de elegir la flor que corresponde al desequilibrio y juntar hasta 6 (aunque a veces se puede llegar hasta la cantidad de 9) en una misma fórmula, preparar la dilución y tomar 4 gotitas de 4 a 6 veces por día. Cuando se termina el frasquito, aproximadamente a los 15 días, se hace una nueva evaluación. Generalmente se cambia alguna que otra flor de la fórmula, se vuelve a preparar, y se seguirá así, tomando estas diluciones hasta que ya no sea necesario.

Para que la fórmula sea efectiva, recuerde que es preciso observar con atención, cuáles son las verdaderas dificultades del alumno, viendo sus problemas y desequilibrios, tanto emocionales como personales.

Según las dificultades, serán los remedios florales indicados para cada caso. Dado que generalmente es una combinación de situaciones personales, se combinarán varios en un mismo frasquito.

CERATO es la esencia floral que usaremos cuando hay poca confianza en la propia opinión. Cuando se piensa que los demás saben y pueden más y mejor. Cuando se es muy disperso.

CLEMATIS si el estudiante es muy soñador, distraído, fantasioso, presta poca atención a lo que pasa a su alrededor.

ELM para la sensación de agobio, o para el sentimiento momentáneo de no poder cumplir con las responsabilidades, o no saber por dónde comenzar por sobrecarga de actividades.

GENTIAN cuando hay desaliento, pesimismo, o pareciera que las fuerzas no alcanzan para llegar hasta el final de la tarea.

LARCH para aumentar la autoestima, la confianza en sí mismo y sentir que las posibilidades propias son por lo menos iguales a las de los demás.

MIMULUS cuando además se es muy tímido, asustadizo y temeroso.

CHESTNUT BUD es muy útil para aprender de los errores, poder profundizar y para cualquier otro tipo de problema de aprendizaje.

WILD OAT para orientarse vocacionalmente. Frente a la indefinición de las ambiciones y la frustración por no encontrar el camino en la vida, o a la insatisfacción por lo que se eligió y pareciera que no es lo que a uno le gusta.

A veces lo que hace que traiga malas notas es que el estudiante piensa que sabe todo o al revés, piensa que no sabe nada. Cuando el miedo a equivocarse lo paraliza, puede usarse una combinación de LARCH, CHESTNUT BUD, GENTIAN, Mimulus, ROCK ROSE, SUNFLOWER y BUTTERCUP.

Para el “síndrome de los lunes a la mañana”, HORNBEAM lo va a ayudar a levantarse, arrancar sin el cansancio producido por la rutina.

BLACKBERRY es fantástica para poner sus pensamientos en acción, integrando la voluntad, las ideas, y despertando el talento dormido.

Al mismo tiempo, PEPPERMINT y TANSY son esencias florales que trabajan la pereza mental y el letargo, la primera y el defecto de posponer la tarea, la segunda.

MADIA ayuda a los distraídos a organizar sus pensamientos, aumenta la concentración, y es ideal para los que comienzan una tarea y les agarra sueño o cansancio y no siguen avanzando.

El remedio obtenido de la flor SHASTA DAISY, que no es otra que la conocida margarita, puede usarse para fomentar la intuición y la inteligencia. Facilita la tarea de comprender los conceptos, a saber qué es importante y qué es secundario.

IRIS y COSMOS son dos esencias que socorren al estudiante para entrar en contacto con su yo interior, estimulando la capacidad de pensar sobre aquello que no es concreto y palpable. Son ideales para alumnos con dificultades en disciplinas que requieren trabajo sobre imágenes mentales y conceptos abstractos.

Para los hiperactivos e inquietos, hay varias esencias: IMPATIENS si son inquietos e impacientes físicamente, DANDELION cuando además hay tensión o VERVAIN cuando son muy tercos y fanáticos a nivel de ideas y esto incrementa su ansiedad.

También existe la posibilidad, en época de evaluaciones, tomar una semana o diez días antes, la popular Fórmula de examen, compuesta por las siguientes flores del sistema Bach:

CLEMATIS, para estar atento y presente.
ELM, para el sentimiento pasajero de no estar a la altura de las circunstancias.
GENTIAN, para contrarrestar dudas y desaliento. Da coraje para enfrentar la situación.
WHITE CHESTNUT, para una mejor concentración.
LARCH, para la falta de seguridad en uno mismo. Mejora la autoestima.

También para los esforzados docentes tenemos algunas esencias de flores que pueden serles de gran utilidad. Así como para los padres hay florales equilibradores ya que las relaciones siempre son por acción y reacción mutua.

VINE si la autoridad se ejerce en demasía, con poca consideración por el otro,
VERVAIN si sólo se acepta que el niño o joven piense como uno.
LARKSPUR para hacer al líder más carismático, sin perder la condición de mando.
Se sugiere CHICORY cuando el amor es demasiado vigilante y no se da al niño o al adolescente la posibilidad de una cierta libertad o independencia. Es para no estar tanto encima de él.

MARIPOSA LILY puede ser utilizado por la madre -y por el hijo o la hija- cuando hay problemas de relación entre ellos.
Para divergencias con el padre, ambos podrán tomar SUNFLOWER.

Para el desánimo los remedios florales SCOTCH BROOM, BORAGE y CALIFORNIA WILD ROSE.

Finalmente, otra idea: para estimular la concentración, la claridad mental y la cooperación grupal, facilitando el trabajo de enseñar y aprender, es interesante vaporizar en aulas y auditorios los florales QUAKING GRASS, LARKSPUR, OREGON GRAPE y QUEEN ANNE’S LACE.

Recordemos que al resultar más fácil, se suele aprender con más ganas.

Artículo aportado por: Lic. Claudia Stern Buenos Aires- Argentina