mareoLOS MAREOS

El rizoma del jengibre contiene un aceite esencial con diversos derivados terpénicos, responsables de su acción digestiva y carminativa. Es antiemético, es decir, previene el vómito. Está indicado en la profilaxis de náuseas y vomitos de la cinetosis (mareos del viaje), previniendo los síntomas gastrointestinales que provoca.

La milenrama posee acción antiespasmódica y colerética (favorece la secreción de bilis). Contiene un principio amargo llamado aquileína que le otorga propiedades tonificantes sobre el aparato digestivo, así como flavonoides y otros glucósidos que le otorgan propiedades antiespasmódicas.

Por su principio amargo, actúa como tónico de los órganos digestivos, aumentando tanto su motilidad como la secreción de jugos. Su efecto es más marcado sobre el estómago (aumenta la secreción de jugo gástrico) y sobre el hígado (aumenta la secreción de bilis). Por eso es una planta muy recomendable para evitar los espasmos digestivos provocados por mareos.

La vitamina B6 es necesaria para mantener el buen funcionamiento del sistema nervioso. Los nervios pueden provocar malestar en el estómago y náuseas, por eso es importante una suplementación de esta vitamina.