gomasioAlimentos de oriente:

Gomasio, Jengibre, Leche de Soja, Miso, Azukis, Soyu, Tahin, Té verde, Tofu, Vinagre de Arroz, Wakame, Glúten o Seitán.

GOMASHIO
Condimento elaborado con semillas de sésamo tostadas y sal. Se usa en esta forma, en pequeñas cantidades, para acompañar cereales. Puede realizarse en distintas proporciones que oscilan entre una parte de sal por 7 a 15 de semillas. Se comercializa en botes de cristal con una proporción media, pero puedes hacerlo tu mismo eligiendo la que necesites en cada ocasión. Para ello, tuesta las semillas y déjalas enfriar. Añade la sal y muele ambas cosas en un SURIBACHI (mortero) hasta convertirlas en polvo. Se conserva en un bote hermético en un lugar fresco y seco.

JENGIBRE
Raíz de pulpa dorada y piel marrón, de extraordinario aroma y sabor ligeramente picante. Puede usarse picada, rallada o cortada en láminas finas. Puede extraerse su jugo simplemente rallándola, colocándola en una bolsita de gasa y exprimiéndola con los dedos. Una buena raíz de jengibre debe tener la pulpa firme, no debe estar esponjosa ni fibrosa, su piel debe ser suave y no debe estar arrugada.

Si guardas la raíz en el refrigerador, envuelta en una servilleta de papel para que mantenga la humedad y dentro de una bolsa de plástico, se conserva durante semanas. El jengibre se encuentra también en polvo, aunque no puede compararse con la variedad fresca ni en aroma ni en sabor.
Existen además los pickles de jengibre, exquisitos y aptos para decorar cualquier plato. Como remedio terapéutico, el jengibre, aplicado en forma de compresas, descongestiona distintas zonas del cuerpo, activa la circulación sanguínea y calma el dolor. El Jengibre no se recomienda comerlo o tomarlo en infusiones a personas con hipertensión. Es un buen remedio contra los mareos.

LECHE DE SOJA
Se obtiene después de hacer hervir granos de soja molidos con agua. Es a partir de esta leche que se elabora el TOFU. Podemos elaborarla nosotros mismos o bien adquirirla en tetra brick. También se puede adquirir directamente Leche de Soja en Polvo.

Para hacer leche de soja, sólo necesitamos 2 vasos de granos de soja y agua.
1 – Lavamos y remojamos la soja toda la noche, unas 10 horas, después, la escurrimos y la lavamos.
2 – Molemos la soja en un molino de granos hasta convertirla en una pasta y le añádimos 12 vasos de agua hirviendo. También podemos molerla en una batidora eléctrica, con agua hirviendo, en una proporción de ¾ de vaso de soja por 1 ¾ de vaso de agua. Tenemos cuidado en no quemar el motor, los granos son muy duros.
3 – La ponemos en un recipiente de base gruesa o con un difusor de calor debajo, y la dejamos a fuego medio removiendo constantemente para que no se pegue, hasta que empiece a hervir. En este momento se formará mucha espuma, cuidamos de que no se derrame y dejamos que hierva unos 30 minutos con la olla destapada.
4 – Pasado este tiempo, cubrimos un colador con una tela fina o bien utilizamos un colador de algodón, colocamos un recipiente debajo y vertemos la soja en el colador exprimiendo bien la pulpa con una cuchara. La leche está lista. La dejamos enfriar y si lo deseamos, la sazonamos con vainilla u otro aroma. Podemos usar la pulpa cocida al vapor durante una hora para añadir en sopas, estofados o para hacer croquetas o hamburguesas.

MISO
Pasta resultante de la fermentación de granos de soja, cebada o arroz y sal. Es uno de los componentes más importantes de la dieta japonesa tradicional consumiéndose diariamente en sopas o en otras múltiples combinaciones.

Además de su agradable sabor, lo que hace del Miso un producto esencial son sus innumerables propiedades: Su excelente fuente de proteínas, aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo B 12, lo hacen indispensable en dietas en las que se han eliminado las proteínas animales. Regulador de los sistemas de digestión, asimilación y eliminación por su contenido en enzimas, levaduras y otros microorganismos provenientes de la fermentación.
Contenido de aceites ricos en lecitina y ácido linoleico que ayudan a eliminar el colesterol de la sangre. Proporciona, además, energía, alcaliniza la sangre y contribuye a la eliminación de residuos tóxicos del organismo evitando con ello la aparición de enfermedades. Existen en Japón innumerables variedades de Miso distintas en sabor, textura y color.

AZUKIS
Pequeña judía roja de forma redondeada consumida en Oriente desde hace siglos. Desde China, fue introducida en Japón hace 1000 años, siendo hoy el sexto cultivo más importante. A mediados del s. XIX empezó a sembrarse en U.S. y actualmente, se cultiva en casi todo el mundo. En Japón se consume fundamentalmente en forma de producto elaborado llamado ANN.

Es la pasta obtenida después de remojar, hervir, lavar, triturar y secar las azukis y mezclarlas con diversas proporciones de agua, azúcar, almidón y agar-agar. Esta pasta se consume sola o como relleno de panes, empanadas o galletas. Las azukis pueden prepararse de multitud de formas saladas o dulces, cocinarse solas o con arroz, en sopas, cremas, postres y helados. Son ricas en proteínas e hidratos de carbono totalmente asimilables.
Altamente digestivas, no producen gases intestinales. Fortalecen y tonifican el riñón, previniendo la formación de cálculos renales o biliares y contribuyendo a su disolución. No confundas las azukis con la soja roja, aunque tienen casi el mismo aspecto, sus propiedades son diversas. Si comparas sus precios no te equivocarás, las azukis, de cultivo difícil y de bajo rendimiento, son mucho más caras. Sin embargo, no hay que tomarlas en grandes cantidades para disfrutar de sus propiedades.

SOYU
Salsa producida por la fermentación de granos de soja, trigo tostado, agua y sal. Es uno de los condimentos fundamentales de la cocina japonesa pues combina perfectamente con cualquier alimento potenciando su sabor. Existen dos variedades: El normal, usado comúnmente y el “light”, de sabor muy parecido, aunque más suave en color y consistencia, conveniente, por tanto, si no deseas alterar el color en ciertos platos.

La combinación de las proteínas y aminoácidos procedentes de la soja y del trigo, hace que sea un producto muy importante para el organismo. Contiene los 12 aminoácidos esenciales. Contribuye en la absorción de las proteínas ingeridas en la alimentación. Proporciona energía. Ayuda a la eliminación de tóxicos y microorganismos perjudiciales de ciertos alimentos.
Como en todo producto rico en sal, conviene moderar su utilización, un exceso supondría una carga para el hígado y los riñones. Nunca añadas sal a los platos condimentados con esta salsa. Se conserva a temperatura ambiente incluso después de abierto.

TAHIN
Crema elaborada con semillas de sésamo molidas. Su agradable sabor combina con multitud de ingredientes para elaborar salsas, condimentar verduras y cereales o simplemente untado en tostadas como desayuno.

TE VERDE PARA MANTENERSE SANOS
Según algunos especialistas, a diferencia de otros tipos de te, el te verde es un aliado maravilloso para cuidar de nuestra salud. No solo puede servir de estimulante, como la mayoría de sus parientes, sino que, además, bastará dejar que el tiempo de reposo aumente para que su poder estimulante quede rebajado y afloren sus otras cualidades.

El te verde tiene los siguientes efectos sobre nuestro organismo: Estimulante, anticolesterol, diurético, digestivo, adelgazante, hidratante, rejuvenecedor y, por si fuera poco, es un excelente agente antiplaca bacteriana, por lo que ayuda a mantener sanos nuestros dientes. Si quieres sentirte mejor ya sabes que una taza de te verde te ayudará.

TOFU
Proteína vegetal obtenida a partir de la soja. Se elabora haciendo cuajar leche de soja, por lo que se le conoce también con el nombre de queso de soja. De color blanco, no tiene apenas olor ni sabor propios, sino que toma el de los ingredientes que lo acompañan.

Esta cualidad hace que pueda usarse en multitud de recetas, dulces o saladas y cocinarse de infinitas formas. Se comercializa fresco envasado al vacío, en envase de vidrio, macerado, con hierbas, ahumado, etc. Una vez abierto, se conserva en el frigorífico, hasta una semana, sumergido en agua y renovándola todos los días, lávalo bajo el grifo antes de usarlo y si está pasado, te darás cuenta. Puedes también encontrarlo seco y rehidratarlo remojándolo en agua antes de usarlo.

VINAGRE DE ARROZ (SU)
Suave vinagre extraído de la fermentación del arroz. Su color puede oscilar desde el blanco al dorado pálido. Es el único vinagre usado en la cocina japonesa, con el que se sazonan numerosos platos como el popular SUSHI. Se conserva mucho tiempo en un lugar fresco.

WAKAME
Alga marrón originaria del Japón que posee también variedades Atlánticas. Después de recolectada simplemente se seca, adquiriendo un color verde oscuro o se escalda antes del secado, consiguiendo un color verde brillante. Usa las primeras en sopas y platos cocinados y las segundas, simplemente remojadas, en ensaladas. Tiene un elevado índice de calcio y su consumo mejora la calidad de la sangre y las secreciones de hígado y riñones. Se conservan indefinidamente en lugar seco y en recipiente hermético.

GLUTEN
Componente de ciertos cereales como la cebada, el centeno y particularmente el trigo, de textura gomosa, en el que residen las proteínas. El gluten de trigo, se obtiene por un proceso de lavado y amasado de la harina hasta conseguir separar el almidón del gluten. Puedes elaborarlo tu mismo pero también se comercializa en polvo. Se usa para hacer SEITAN y se conserva cerrado herméticamente en un lugar fresco y sobre todo, seco.