canelaLa Canela, mucho más que una especia de cocina

La canela tiene una larga historia de uso culinario en muchos platos tradicionales, desde los pasteles de manzana ingleses hasta los curris indios. Obtenida a partir de la corteza del canelo, se cultiva y se añade a la comida por su reconfortante aroma y sabor.

Sin embargo, nuevas investigaciones han indicado que la canela podría tener efectos edulcorantes y no sólo ser un agente aromatizante. Un estudio en Escandinavia ha mostrado que añadir canela a la dieta provocó una disminución en los niveles de insulina sanguínea y un aumento en los niveles de un compuesto que retrasa el vaciado del estómago. Unos niveles de insulina elevados se asocian con una disminución en la sensibilidad a insulina y esto podría conducir finalmente a síntomas como fatiga, azúcar sanguíneo elevado, incremento de peso y altos niveles de grasa corporal, lo que a su vez incrementaría el riesgo de enfermedad cardíaca.

Los participantes en el estudio tomaron o 1 gramo, o 3 gramos o nada de canela, con un pudding de arroz y se observó que los que tomaron la mayor cantidad de canela presentaron una mejoría en la respuesta a insulina de 1-2 horas después de la comida.

Fuente: American Journal of Clinical Nutrition, Marzo, 2009; 89(3): 815 – 821.

Información facilitada por:
Lamberts España