La melisa (Melissa officinalis L.). Propiedades antioxidantes y neuroprotectoras

MelisaLa melisa o toronjil (Melissa officinalis L.), una planta de la familia de las labiadas (Labiatae), se ha utilizado tradicionalmente por sus efectos sobre el sistema nervioso, fundamentalmente para aliviar los síntomas derivados del estrés mental y para ayudar a conciliar el sueño.

En la actualidad, determinados estudios insisten en el potencial uso de la melisa y sus principios activos en el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso central, debido principalmente a su acción neuroprotectora. Se ha comprobado tanto in vitro como in vivo, como la melisa puede considerarse como un agente protector en enfermedades neurológicas asociadas a lesiones hipóxico-isquémicas cerebrales.

Su acción antioxidante, unida a la afinidad por los receptores nicotínicos y muscarínicos de la corteza cerebral humana, además de la modulación de los sistemas colinérgicos, hace de la melisa una planta de especial interés en la mejora de la función cognitiva, particularmente en la enfermedad de Alzheimer.

En el aspecto antioxidante y protector celular, infusiones de hojas de melisa mejoraron marcadamente la condición de estrés oxidativo y daño del ADN en personal de radiología, cuando se utilizó como un suplemento dietético para protección contra radiaciones persistentes de bajas dosis.

En un ensayo clínico realizado en 55 personas trabajadores de radiología durante 30 días, la toma de infusiones de melisa 2 veces al día (cada infusión se preparó con una bolsita de 1,5 g/100 ml), resultó en una mejora significativa en los niveles plasmáticos de catalasa, superóxido dismutasa y glutatión peroxidasa y una marcada reducción del daño del ADN, mieloperoxidasa y peroxidación lipídica.

Por otra parte, un extracto de hojas de melisa demostró ser eficaz en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer leve o moderada. En un ensayo clínico, de cuatro meses de duración, realizado con mujeres de edades comprendidas entre 65 y 80 años, la administración de una dosis fija (60 gotas/día) del extracto de melisa, ha mostrado beneficios estadísticamente significativos en la mejora de los síntomas cognitivos. Este efecto se relaciona con la actividad que presenta la droga sobre el receptor de acetilcolina. Además, dicho extracto reduce la agitación en los pacientes con respecto al grupo control, hecho que es considerado como un factor positivo en la terapia de esta enfermedad.

Se ha comprobado que determinados extractos de melisa muestran una actividad inhibitoria de la enzima acetilcolinesterasa de forma dosis dependiente.

El aceite esencial de melisa posee actividad antibacteriana, antifúngica y antivírica (especialmente frente al virus del herpes simple). Vía tópica, ha demostrado una actividad tranquilizante en pacientes geriátricos afectados de demencia.

Setenta y dos personas con agitación clínicamente significativa en el contexto de demencia severa, fueron asignadas aleatoriamente para recibir un tratamiento de aromaterapia con aceites esenciales de melisa (n= 36) o placebo (aceite de girasol) (n = 36). El aceite de tratamiento o placebo, fue combinado con una loción de base y aplicado a los pacientes en caras y brazos dos veces al día por el personal encargado de su cuidado, durante 4 semanas.

El 70% del grupo de tratamiento activo y el 14% del grupo placebo, experimentaron una reducción del 30% en la puntuación de la escala CMAI (Cohen-Mansfield Agitation Inventory), con una mejora general en la agitación. Los índices de calidad de vida también mejoraron significativamente en las personas que recibieron el aceite esencial de melisa, no observándose efectos secundarios significativos.

José Daniel Custodio
Licenciado en Biología
Máster en Fitoterapia Clínica

REFERENCIAS

1. Bayat M, Azami Tameh A, Hossein Ghahremani M, Akbari M, Mehr SE, Khanavi M, Hassanzadeh G. Neuroprotective properties of Melissa officinalis after hypoxicischemic injury both in vitro and in vivo. Daru. 2012 Oct 3;20(1):42.
2. Hohmann J, Zupko I, Redei D, Csanyi M, Falkay G, Mathe I, et al. Protective effects of the aerial parts of Salvia officinalis, Melissa officinalis and Lavandula angustifolia and their constituents against enzyme-dependent and enzyme independent lipid peroxidation. Planta Med. 1999;65:576–8.
3. Wake G, Court J, Pickering A, Lewis R, Wilkins R, Perry E. CNS acetylcholine receptor activity in European medicinal plants traditionally used to improve failing memory. J Ethnopharmacol. 2000;69:105–114.
4. Zeraatpishe A, Oryan S, Bagheri MH, Pilevarian AA, Malekirad AA, Baeeri M, Abdollahi M. Effects of Melissa officinalis L. on oxidative status and DNA damage in subjects exposed to long-term low-dose ionizing radiation. Toxicol Ind Health. 2011 Apr;27(3):205-12.
5. Akhondzadeh S, Noroozian M, Mohammadi M, Ohadinia S, Jamshidi AH, Khani M. Melissa officinalis extract in the treatment of patients with mild to moderate Alzheimer’s disease: A double blind, randomised, placebo controlled trial. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2003;74:863–6.
6. Dastmalchi K, Ollilainen V, Lackman P, Boije af Gennäs G, Dorman HJ, Järvinen PP, Yli-Kauhaluoma J, Hiltunen R. Acetylcholinesterase inhibitory guided fractionation of Melissa officinalis L. Bioorg Med Chem. 2009 Jan 15;17(2):867-71.
7. Schnitzler P, Schuhmacher A, Astani A, Reichling J. Melissa officinalis oil affects infectivity of enveloped herpesviruses. Phytomedicine. 2008 Sep;15(9):734-40..
8. Ballard CG, O’Brien JT, Reichelt K, Perry EK. Aromatherapy as a safe and effective treatment for the management of agitation in severe dementia: the results of a double-blind, placebo-controlled trial with Melissa. J Clin Psychiatry. 2002 Jul;63(7):553-8.