La Papaya

ORIGEN Y CARACTERÍSTICAS

La papaya es originaria de las zonas de Sudáfrica, India, América Central, sur de México, Ecuador, Brasil y Malasia. Se trata de una fruta con forma ovalada, casi cilíndrica y de textura blanda, muy delicada, por esta razón siempre viene envuelta en una red que la protege de golpes. Toda ella está cubierta de una piel fina, de un tono verde-amarillento y su pulpa interior es de color naranja. Su sabor es dulce y suave y en su interior esconde un gran número de semillas negras de gusto picante y con propiedades laxantes.

En realidad forma parte del grupo de las frutas exóticas y, desde el punto de vista de la salud, contiene multitud de propiedades beneficiosas. La ventaja es que, a diferencia de muchas otras frutas tropicales, esta se cultiva y vende durante todo el año.

 

COMPONENTES NUTRICIONALES

De forma específica posee tres aminoácidos, que deberíamos destacar por sus bondades terapéuticas; estos son la papaína, la carpaína y la carpasemina:

  • La papaína es similar a la pepsina, una enzima que se presenta de forma natural en el jugo gástrico de nuestro estómago y nos ayuda a digerir las proteínas de la dieta. Además de actuar como estimulante digestivo, es un potente antiinflamatorio, pero en este caso se ha de ingerir de forma separada del resto de alimentos entre horas. Así mismo también posee efectos antitumorales.
  • La carpaína es un alcaloide que, unido a la papaína, actúa sobre el líquido biliar facilitando la digestión de las carnes y otras comidas pesadas, así como mejorando el proceso de digestión general. Además resulta muy útil en casos de insuficiencia cardíaca y en crisis de taquicardia ya que mejora notablemente la circulación sanguínea y el ritmo cardiaco.
  • La carpasemina es un principio activo contenido en sus semillas frescas. Nos ayuda a eliminar los parásitos intestinales, sobretodo las amebas.

Además de estas sustancias fundamentales, la papaya posee un alto contenido envitaminas A, B1, B6, C y E. Al igual que supone una importante fuente de mineralescomo el hierro, el magnesio, el fósforo y una cantidad muy considerable de potasio. Sus principales componentes son el agua y los hidratos de carbono, aunque éstos últimos en pequeñas cantidades, por ello cuenta con pocas calorías.

 

VIRTUDES TERAPÉUTICAS

Su importancia nutricional y terapéutica es tal que, en países como México o Costa Rica, llaman al papayo “el árbol de la buena salud”. Un dicho popular de estas regiones afirma que “una papaya al día mantiene al doctor en la lejanía”.

Hemos de destacar de forma explícita su potente acción antioxidante, la cual nos ayuda a defendernos contra el efecto envejecedor de los radicales libres, actuando como un gran preventivo contra las enfermedades degenerativas.

Dicha capacidad antioxidante ya había sido descubierta por el científico Luc Montagnier, codescubridor del virus del VIH, ya que le recomendó al Papa Juan Pablo II seguir un tratamiento a base de extracto de papaya fermentada, para aliviar los síntomas del Parkinson que padecía. Lo que buscaba Montagnier era contrarrestar la oxidación de las proteínas cerebrales, añadiendo antioxidantes a su dieta gracias a la prescripción de altas dosis de papaya. Estas mismas propiedades pueden resultarnos beneficiosas si incorporamos la papaya en nuestros hábitos alimentarios cotidianos.

 

PROPIEDADES

  • Tiene 10 veces más vitamina C que la naranja y 5 veces más que el kiwi. Por tanto 100g de papaya cubrirían las necesidades diarias de vitamina C en adultos. Dicha vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, al mismo tiempo que favorece la absorción de hierro de los alimentos.
  • Defiende al organismo contra alergias e infecciones, actuando como antihistamínico y potenciando el sistema inmunológico.
  • Regula la presión arterial.
  • Alivia problemas digestivos crónicos como la gastritis y compensa la falta de secreciones gástricas, ayudando en las funciones pancreáticas y hepáticas y colaborando en la digestión de proteínas, lo que especialmente interesante cuando se toman alimentos de origen animal.
  • Colabora en la depuración de toxinas del organismo.
  • Es un buen antiinflamatorio.
  • Sirve para contrarrestar los síntomas de las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) como la colitis ulcerosa o el colon irritable, ya que reduce la inflamación.
  • Su alto contenido en fibra, mejora el tránsito intestinal.
  • Posee efectos diuréticos.
  • Ayuda a conservar la piel sana debido a su alta concentración en provitamina A, es decir, betacarotenos. De ahí su intenso color naranja ya que 100g constituyen el 20% de las necesidades diarias de vitamina A. De esta manera agiliza las cicatrizaciones tanto internas como externas, mejora la visión y mantiene en buen estado nuestro cabello, mucosas y huesos.
  • Es un sedante suave.
  • Su concentración en potasio nos ayuda en la transmisión y generación del impulso nervioso y en la actividad muscular normal, además dicho mineral interviene en el equilibrio hídrico dentro y fuera de cada una de nuestras células.

 

A LA HORA DE CONSUMIRLA

Hemos de saber que para beneficiarse de las múltiples bondades de la papaya, la fruta debe disfrutarse en su punto óptimo de madurez, es decir, ni demasiado verde ni tampoco excesivamente blanda, ya que pierde sus cualidades, sobre todo disminuye la acción de la papaína.

Para consumirla, también es preferible hacer previamente unos cortes superficiales verticales a la fruta con un cuchillo, para que elimine su resina, y dejarla reposar una hora, ya que puede resultar indigesta o tener un gusto demasiado amargo al paladar, después se pela y se sirve. No conviene excederse en el pelado, ya que la parte más externa, justo por debajo de la piel, es la que concentra mayor cantidad de vitaminas. En zumo conserva también la mayoría de sus propiedades, aunque pierde gran parte de la fibra.

Esta fruta es ideal para comerla sola, preferiblemente entre horas, como aperitivo; ya que así nos beneficiaremos de su efecto antiinflamatorio. Otra alternativa es disfrutarla a modo de postre en cantidades más pequeña si lo que buscamos es su efecto digestivo.

 

CURIOSIDAD

Como curiosidad diremos que la papaya y el papayón no son lo mismo:

  • El papayón es una de las variedades de la papaya llamada “Mamao Formosa”, es la demayor tamaño ya que suele pesar entre 500gr y 1kg, incluso algunos ejemplares han llegado a alcanzar en alguna ocasión los 50Kg. Su longitud varía desde los 10 a los 25 centímetros y su pulpa es más bien rojiza.
  • Por otro lado tenemos la tipo “Golden”, más pequeña, de entre 350 y 600g.
  • Y por último la “Solo Sunrise”, también llamada Hawaiana, que tiene forma de bombilla y un sabor realmente excelente.

Estas tres variedades son las más comercializadas en Europa y por tanto las más conocidas, pero cada una posee unas peculiaridades diferentes y una curiosa gama de sabores bien diferenciados. Os animamos a conocerlas, disfrutar de su exquisitez, así como de sus generosas virtudes.

 

 

 

Belén GARCÍA LÓPEZ
Diplomada en Fisioterapia
Postgrado en Neurología
Graduada en Naturopatía
Homeópata
Nutricionista Experta en Macrobiótica