CordicepsHongos medicinales

Los hongos son unos “extraños seres” peculiares, fascinantes y diversos que constituyen un reino con un imprescindible papel ecológico. Han sido utilizados desde tiempos inmemoriales como una auténtica delicia culinaria por sus particulares sabores y aromas, usándose también con fines mágicos y religiosos. En la actualidad, estamos asistiendo a un abrumador interés del potencial terapéutico de estos maravillosos seres, debido a un mayor conocimiento químico y farmacológico de sus variados componentes.

Las utilidades medicinales atribuidas a los hongos son muy numerosas, éstas se justifican debido a sus acciones antitumorales, inmunomoduladoras, antioxidantes, antiinflamatorias, hipocolesterolemiantes, antivirales, antibacterianas, antiparasitarias, hepatoprotectoras, hipoglucemiantes, neuroprotectoras, antialérgicas, prebióticas y protectoras cardiovasculares, entre otras.

Comparando el uso de los hongos con interés medicinal, con las plantas usadas para el mismo fin, comprobamos que al igual que las plantas medicinales, los hongos pueden cultivarse, o recogerse en la naturaleza, aunque principalmente se cultivan y debido a que se propagan de modo vegetativo, pueden obtenerse clones fácilmente. Por otra parte, el micelio puede almacenarse y la consistencia genética y bioquímica se mantiene después de un tiempo considerable. Una ventaja respecto a las plantas medicinales, es que muchos hongos son capaces de crecer en forma de biomasa micelial en cultivos sumergidos.

De igual modo que sucede con las plantas medicinales, es importante conocer la parte del hongo utilizada: cuerpo fructífero (carpóforo) o micelio, así como el tipo de preparación: polvo criomolido, productos extractivos o principios activos aislados.

En los primeros estudios realizados para estudiar la capacidad moduladora de los hongos en las funciones inmunológicas, se puso de manifiesto que dicha capacidad reside fundamentalmente en el contenido en polisacáridos, en concreto sobre los beta-glucanos. Los beta-glucanos son carbohidratos que se encuentran en las paredes celulares de las bacterias, hongos, levaduras, algas, líquenes y plantas como la avena o la cebada. En el caso de los hongos los 1,6 y 1,3-beta-glucanos suelen ser los más representativos, aunque se han identificado otros tipos que difieren en su peso molecular, grado de ramificación, solubilidad, viscosidad y configuración tridimensional.

También se han aislado proteínas, como en Auricularia polytricha (Mont.) Sacc, terpenos, furanos y otra serie de compuestos de bajo peso molecular, que también influirían en esta función de modular la respuesta inmunitaria.

En general, las distintas especies de hongos presentan en mayor o menor medida una interesante capacidad para estimular la resistencia no específica del organismo frente a situaciones de sobreesfuerzo. Este hecho, unido al papel del estrés como factor de riesgo para un gran número de enfermedades, dentro de las cuales se encuentran algunas con base en desajustes inmunológicos, hace prestar especial atención al uso de los hongos aprovechando sus propiedades inmunomuduladoras y al mismo tiempo “adaptógenas”. Es lo que sucede con el denominado “gusano de invierno” o Cordyceps sinensis (Berk.) Sacc. usado en Medina Tradicional China por sus propiedades tónicas, hemostáticas, fungicidas, antiasmáticas y expectorantes. Puede utilizarse en aquellas situaciones en las que se pretenda una mejora del rendimiento físico, pero también en casos de insuficiencia renal, nefritis crónica, tinnitus, arritmias o hipofunciones sexuales, tanto masculinas como femeninas.

Cordyceps
Determinados extractos a base de “champiñón del sol” (Agaricus blazeiMurill.), han demostrado in vitro, suprimir la actividad de la aromatasa y evitar la proliferación de células de cáncer de mama, inhibiendo también líneas celulares de cáncer de próstata andrógeno-independientes y dependientes de andrógenos. Se viene utilizando como coadyuvante en los tratamientos quimioterápicos contra el cáncer y es una fuente de distintos principios activos antileucémicos. También se ha comprobado su efecto modulador Th1/Th2 y se utiliza tanto para la prevención como el tratamiento de distintos procesos alérgicos.

En la línea de tratamiento de procesos oncológicos dependientes o independientes de receptores de andrógenos, también tiene interés el familiar “matacandil” o Coprinus comatus(Müll.) Pers. Por otra parte, determinados extractos de C. comatus demuestran un efecto antiinflamatorio similiar a la curcumina.

La “cola de pavo”, Coriolus versicolor(L. ex Fr.) Quel., es especialmente eficaz contra las infecciones víricas. El tratamiento durante un año a base de C. versicolor en pacientes con lesiones cervicales por VPH (virus del papiloma humano), originó una regresión en las lesiones en el 72,5% de los casos (confirmación colposcópica y citología) frente a un 47,5% del grupo control. En relación a la evolución de la tipificación de VPH de alto riesgo, se constató que en el grupo que recibió el tratamiento se negativizó en el 90% de los casos, frente al 8,5% del grupo control.

Un beta–glucano purificado a partir del Maitake: Grifola frondosa (Dicks.) Gray. mejoró la eficacia del agente anticanceroso cisplatino (mejorando su efecto terapéutico y reduciendo la mielosupresión y nefrotoxicidad) comprobando la disminución en el número de células inmunocompetentes, tales como macrófagos, células dendríticas (DCs) y células NK (natural killer) en ratones tratados con cisplatino.

El hongo de la inmortalidad, Reishi o Ganoderma lucidum (Leyss. ex. Fr.) Karst., está indicado principalmente en hepatitis agudas-crónicas y cirrosis hepática. Se utiliza como coadyuvante en la prevención y tratamiento de procesos oncológicos, hipertensión arterial, hiperlipidemias, arteriosclerosis, prevención de tromboembolismos y diabetes. También se usa en el tratamiento de fondo de procesos alérgicos, inflamaciones osteoarticulares, mialgias, contracturas musculares e inmunodeficiencias inducidas por abuso de fármacos de síntesis química (opiáceos).

Los micelios y carpóforos del champiñón japonés o Shiitake: Lentinula edodes (Berk.) Pegler. contienen entre otros componentes polisacáridos, entre los que destacan: lentinano (un beta-D-glucano con uniones (1–>3) en la cadena principal y ramificaciones en posición 6, presentando una estructura de triple hélice) y el LC11 (un (1–>6)-beta-Dglucano con ramificaciones (1–>4). También se ha obtenido el KS-2 (peptidomanano).

Para profundar más en la acción inmunomoduladora de los distintos componentes presentes en los hongos, se puede tomar como ejemplo al lentinano.

El lentinano posee una marcada acción inmunomoduladora. El Shiitake se utiliza también por sus acciones hipolipemiantes, antibacterianas, antivirales y antitrombóticas. En pruebas in vivo (ratones), el lentinano no presenta una citotoxicidad directa y su acción es mediada por el huésped. Estimula la secreción de citocinas por células Te incrementa la generación de linfocitos T citotóxicos y células NK en presencia de interleucina 2 (IL-2). La combinación de lentinano con IL-2 produce una completa curación en modelos tumorales murinos. El lentinano induce la toxicidad no específica de los macrófagos estimulando la secreción de IL 1 y 6, TNF-alfa y prostaglandina E2 y activa la vía alternativa del sistema del complemento in vitro.

El lentinano produce una buena respuesta en pacientes con una baja actividad de las células NK, a pesar de no responder a tratamientos convencionales contra la fiebre, como antipiréticos o antibióticos.

El extracto del medio de cultivo miceliar de L. edodes protege las células hepáticas de lesiones inmunológicas, producidas por citotóxicos liberados por macrófagos activados u otras células del sistema inmune.

El uso de Chuling (Polyporus umbelatus Fries.) permite una mejora del sistema inmunológico, basado en este caso, en potenciar las funciones emuntoriales, principalmente la renal y linfática. Ha sido utilizado ancestralmente tanto vía oral, como vía tópica para el tratamiento de infecciones de distinto origen.

Hericium erinaceus (Bull.) o melena de león, es un hongo que cuenta con numerosas actividades biológicas. Además de sus efectos moduladores sobre el sistema inmune, también ejerce cierto efecto modulador sobre las funciones cerebrales y el sistema nervioso autónomo. Se ha utilizado con éxito en casos de depresión, ansiedad, insomnio, quejas indefinidas o trastornos asociados a la menopausia. En definitiva, afecciones de origen nervioso, que pueden repercutir en patologías dermatológicas, digestivas o inmunológicas de distinta entidad, para las cuales H. erinaceus es de especial efectividad.

José Daniel Custodio
Licenciado en Biología
Máster en Fitoterapia Clínica

BIBLIOGRAFIA

1. Borchers AT, Krishnamurthy A, Keen CL, Meyers FJ, Gershwin ME. The immunobiology of mushrooms. Exp Biol Med (Maywood). 2008 Mar;233(3):259-76.
2. Borchers AT, Stern JS, Hackman RM, Keen CL, Gershwin ME. Mushrooms, tumors, and immunity. Proc Soc Exp Biol Med. 1999 Sep;221(4):281-93.
3. Goodridge HS, Reyes CN, Becker CA, Katsumoto TR, Ma J, Wolf AJ, Bose N, Chan AS, Magee AS, Danielson ME, Weiss A, Vasilakos JP, Underhill DM. Activation of the innate immune receptor Dectin-1 upon formation of a ‘phagocytic synapse’. Nature. 2011 Apr 28;472(7344):471-5.
4. Masuda Y, Inoue M, Miyata A, Mizuno S, Nanba H. Maitake beta-glucan enhances therapeutic effect and reduces myelosupression and nephrotoxicity of cisplatin in mice. Int Immunopharmacol. 2009 May;9(5):620-6. Epub 2009 Feb 26.
5. Nagano M, Shimizu K, Kondo R, Hayashi C, Sato D, Kitagawa K, Ohnuki K. Reduction of depression and anxiety by 4 weeks Hericium erinaceus intake. Biomed Res. 2010 Aug;31(4):231-7.
6. Patel S, Goyal A. Recent developments in mushrooms as anti-cancer therapeutics: a review. 3 Biotech. 2012 Mar;2(1):1-15. Epub 2011 Nov 25.
7. Rahar S, Swami G, Nagpal N, Nagpal MA, Singh GS. Preparation, characterization, and biological properties of β-glucans. J Adv Pharm Technol Res. 2011 Apr;2(2):94-103.
8. Sekiya N, Hikiami H, Nakai Y, Sakakibara I, Nozaki K, Kouta K, Shimada Y, Terasawa K. Inhibitory effects of triterpenes isolated from Chuling (Polyporus umbellatus Fries) on free radical-induced lysis of red blood cells. Biol Pharm Bull. 2005 May;28(5):817-21.
9. Sheu F, Chien P, Chien A, Chen Y, Chin K. Isolation and characterization of an immunomodulatory protein (APP) from the Jew’s Ear mushroom Auricularia polytricha. Food Chemistry. 2004 Oct; (87):593–600.
10. Silva J. Corioulus versicolor no tratamento de lesōes de HPV no colo do útero. Revista de Fitoterapia. 2009; 9(S1).
11. Vanaclocha B, Cañigueral S. (Eds.) Fitoterapia: Vademécum de prescripción.4ª Edición. Barcelona. Masson 2003.
12. Wasser SP. Medicinal mushrooms as a source of antitumor and immunomodulating polysaccharides. Appl Microbiol Biotechnol. 2002 Nov;60(3):258-74. Epub 2002 Sep 10.