El Colágeno

El colágeno, del  griego kolla, pegamento y gennán, producir, es una sustancia proteínica presente en la piel, tendones, huesos, cartílagos y todo el tejido conectivo.

El tejido conectivo o conjuntivo de los vertebrados, está compuesto por unas células especializadas y por una matriz extracelular que contiene, entre otros componentes, numerosas y complejas proteínas e hidratos de carbono.

Las células más representativas de este tejido son los fibroblastos, células indiferenciadas situadas a lo largo de las fibras de colágeno. También se encuentran mastocitos (células implicadas en la respuesta inflamatoria),   pericitos (células madre mesenquimales localizadas en el exterior de los capilares y vénulas pequeñas), los adipocitos, macrófagos y células plasmáticas.

La matriz extracelular contiene fibras proteicas incluidas en una sustancia fundamental, que es amorfa y sirve para fijar células y mantenerlas en la posición adecuada.

El tejido conectivo está muy vascularizado. Sus funciones pasan por proteger frente a las infecciones, aislar los órganos internos, almacenar energía y  contribuir en la nutrición de otros tejidos,  ofreciendo un medio de intercambio y continuidad funcional.

Colageno1 Colágeno
2 Célula endotelial
3 Adipocito
4 Pericito
5 Macrófago
6 Fibroblasto
7 Células plasmáticas
8 Fibra elástica
9 Mastocito

Fuente: Gartner LP, Hiatt JL. Histología Texto y Atlas. 1ª ed. Méjico: Mc Graw Hill Interamericana; 1997. p. 98.

El componente mayoritario de este tejido conectivo es una familia de proteínas fibrosas, denominadas conjuntamente como colágeno. El colágeno, por tanto,  no es una única proteína, es un término general para indicar a una familia de moléculas estrechamente relacionadas, pero genéticamente distintas, de hecho, hasta ahora se han descrito hasta 28 tipos de colágeno. Los diferentes tipos de colágeno constituyen aproximadamente el 25% del total proteico de los vertebrados.

Las diferentes proteínas colagenosas tienen estructuras y funciones muy diferentes. No hay más que pensar en las duras estructuras que se necesitan en los huesos y en los dientes, estas estructuras contienen colágeno y fosfato cálcico, necesarios para formar el cemento que aportará la dureza necesaria. Una organización completamente diferente es la que encontramos en la córnea, el orden es tal, que dota a esta estructura de un aspecto cristalino y transparente. El colágeno presente en los tendones forma haces de fibras de una enorme resistencia a la tracción. En nuestra piel, el colágeno forma fibras que se entrelazan sin mucha cohesión, extendiéndose en todas las direcciones. En los vasos sanguíneos, encontramos otro tipo de organización, ya que las fibras de colágeno se disponen formando redes helicoidales elásticas.

Las moléculas de colágeno procedentes de cualquier especie presentan una característica composición de aminoácidos. Una tercera parte de los aminoácidos de esta molécula son glicina, y una cuarta parte prolina. Además, muchos residuos de prolina y de lisina presentan una modificación, apareciendo 4-hidroxiprolina y 5-hidroxilisina. Estos aminoácidos modificados constituyen casi el 25% de la composición total de aminoácidos del colágeno. Para que esta modificación pueda llevarse a cabo, es necesaria la presencia de ácido ascórbico (vitamina C). Cuando existe una deficiencia de vitamina C no se forman los residuos de 4-hidroxiprolina, ni los de 5-hidroxilisina y el colágeno no se ensambla de forma correcta, perdiendo funcionalidad. Este hecho se pone de manifiesto si recordamos algunas manifestaciones clínicas del escorbuto, como son las lesiones en la piel, la fragilidad de los vasos sanguíneos o las encías sangrantes.

Desde el punto de vista de la suplementación podemos encontrar distintos productos como fuente de colágeno.

En la mayoría de los casos se trata de colágeno hidrolizado, es decir, requiere de una ruptura previa, debido a que su largo tamaño dificultaría su absorción a nivel intestinal. Las materias primas para la obtención del colágeno tienen un origen animal: esternón de pollo, cerdos, caballos, ganado bovino, peces, o incluso medusas.  Mediante distintos métodos de extracción, purificación e hidrólisis, se obtienen péptidos con actividad biológica utilizados en suplementación.

Debido a la importancia de la vitamina C en la síntesis del colágeno y a las sinergias que se dan en su formulación conjunta, es una de las asociaciones que con más frecuencia se encuentran en suplementación.

Uno de los tipos de colágeno más utilizado en suplementación es el colágeno tipo II. El colágeno tipo II contiene mucha hidroxilisina, presenta una alta glicosilación (el colágeno es una glicoproteína, es decir, algunos de los residuos de la molécula de colágeno poseen hidratos de carbono unidos) y las fibrillas son delgadas. La distribución del colágeno tipo II se da mayoritariamente en el cartílago, el humor vítreo del ojo y los discos intervertebrales.

El colágeno hidrolizado tipo II se absorbe a nivel gastrointestinal en torno a un 95%, unas  doce horas después de su toma. Su aporte facilitaría la síntesis de colágeno tipo II y proteoglicanos por parte de los condrocitos. Dosis comúnmente utilizadas son en torno a los 10 gramos diarios. Como posibles efectos adversos están las molestias digestivas.

Con la degradación o alteración en la síntesis de colágeno, se dan una serie de trastornos que afectarán a aquellos tejidos en los que su presencia es fundamental, que como ya hemos visto son muchos y así se acentuarán problemas dermatológicos, articulares, óseos o vasculares entre otros.

Aunque la degradación del colágeno está asociada al irremediable paso del tiempo, también puede deberse a otros factores como son malos hábitos dietéticos, sobrepeso o práctica deportiva intensa.

Un ensayo clínico de 24 semanas de duración realizado sobre 73 atletas, a los que se les administraron 10 gramos de hidrolizado de colágeno en una formulación líquida, concluyó en una mejoría en la movilidad, inflamación y dolor de las articulaciones, respecto al grupo placebo.

En el caso del dolor asociado a la osteoartritis, se realizó un estudio de 12 semanas de duración. Los pacientes en el grupo de tratamiento recibieron 1 cápsula de un producto cuyos principales componentes eran colágeno de esternón de pollo, metilsulfonilmetano (MSM), cetil miristoleato (CMO), lipasa, cúrcuma, vitamina C y bromelina. Los resultados demostraron que después de tomar este complejo, el grupo de tratamiento obtuvo una significativa disminución del dolor de las articulaciones y una mejora de la calidad de vida, en comparación con el grupo control.

José Daniel Custodio*
Licenciado en Biología
Máster en Fitoterapia Clínica
*e-S Health; SCCL, Parc Científic Universitari Tecno Campus Mataró-Maresme
Bibliografía

  • Addad S, Exposito JY, Faye C, Ricard-Blum S, Lethias C. Isolation, characterization and biological evaluation of jellyfish collagen for use in biomedical applications. Mar Drugs. 2011;9(6):967-83. Epub 2011 Jun 7.
  • Clark KL, Sebastianelli W, Flechsenhar KR, Aukermann DF, Meza F, Millard RL, Deitch JR, Sherbondy PS, Albert A. 24-Week study on the use of collagen hydrolysate as a dietary supplement in athletes with activity-related joint pain. Curr Med Res Opin. 2008 May;24(5):1485-96. Epub 2008 Apr 15.
  • Ricard-Blum S. The collagen family. Cold Spring Harb Perspect Biol. 2011 Jan 1;3(1):a004978. doi: 10.1101/cshperspect.a004978.
  • Xie Q, Shi R, Xu G, Cheng L, Shao L, Rao J. Effects of AR7 Joint Complex on arthralgia for patients with osteoarthritis: results of a three-month study in Shanghai, China. Nutr J. 2008 Oct 27;7:31.